Las ventas de “cerdo en puya” son tímidas previo a Nochebuena

Compartir
Un empleado de una lechonera cuida de que el asado de los cerdos sea el adecuado. Desde ayer, en los mercados, supermercados y tiendas del Distrito Nacional y la provincia Santo Domingo cientos de personas acudieron a adquirir los productos necesarios para la preparación de la cena de Nochebuena.
Los vendedores esperan que la demanda incremente hoy. Por otro lado, muchos supermercados trabajan corrido.

En la víspera de Nochebuena, las calles son utilizadas como escenario para la venta de cerdo asado en puya, una de los platos más tradicionales que los dominicanos ponen en la mesa para compartir en familia en esta festividad.

Este año, en comparación con el anterior, la venta del también llamado “puerco en puya” inició lenta, de acuerdo a las declaraciones de los vendedores consultados por reporteros de elCaribe que tienen más de una década ofreciendo este servicio.

Mientras esto pasa, varios supermercados ubicados en el Gran Santo Domingo extendieron sus horarios, incluyendo la madrugada, para que las personas adquieran sus productos.

La expectativa de los comerciantes de cerdo asado es que las ventas aumenten para hoy, con las personas que esperan el mismo día de Nochebuena para poder comprar esta carne roja.

Ramonas Frías, quien es dueña de “Luis La Braza”, aseguró ayer que antes las ventas eran muchos más altas y que las personas aún están tímidas en la compra de cerdos, los cuales son sazonados y cocinados por ella y los miembros de su familia.

“La venta ahora mismo este año ha sido floja, esperamos que mañana (hoy) suba un poco más, que ha estado floja, floja… El año pasado a esta hora ya uno tenía muchos puercos vendidos y este año no tenemos nada”, expresó, mientras el humo proveniente de la leña encendida inundaba todo el lugar.

Para este año cuentan con alrededor de 80 cerdos para vender, con un costo de 250 pesos la libra, en su negocio familiar ubicado en el sector La Ciénega del municipio Los Alcarrizos.

Frías indicó que adquiere los animales en los campos y luego los cocina en la leña con la ayuda de sus hijos y otros empleados que contrata.

“Yo he criado a todos mis hijos con esto, vendiendo los fines de semana y en diciembre”, agregó.

En esa misma situación se encuentra Julián García, quien tiene 30 años vendiendo puerco asado para las festividades navideña y de año nuevo, y manifestó a este diario que las ventas están tímidas.

Con la “Lechonera Julián” ubicada en el kilómetro 14 de la Autopista Duarte busca el sustento monetario ofreciendo a sus clientes un rico cerdo con mucho sabor y bien cocinado a 250 pesos la libra, pero este año las cosas no han salido como las esperaba.

“Asábamos hasta 200 puercos pero ahora no es igual… como que ha bajado el negocio”, expresó.

Para los hermanos Saúl, Day y Gabriel Arias las ventas (igualmente a 250 pesos la libra) tampoco han estado buenas, pero esto no les ha quitado la esperanza de que aumenten a partir de hoy.

“Ya el año pasado aquí habían 400 puercos… el año pasado ya a esta hora nosotros habíamos picado unos cuantos, pero este año si Dios quiere vamos a esperar más tarde como nos va”, sostuvo Dary.

En la mayoría de los lugares visitados por reporteros de este diario no se observaron personas comprado la carne, a pesar de ser una de las consumidas en estas festividades.

Supermercados extienden horario

En los supermercados, el ambiente es distinto. Allí las personas acuden, además de comprar los ingredientes para preparar los platos de la Nochebuena, para buscar otros artículos que necesitan para viajar al interior del país.

En ese sentido, como estrategia para aumentar sus ventas y que las personas puedan hacer sus compras sin prisa, Tiendas La Sirena y Supermercados Bravo innovaron este año extendiendo sus horarios, trabajado desde ayer en la mañana hasta hoy en la noche corrido, es decir, sin cerrar en la madrugada.

Esta disposición es bien vista por los compradores, quienes afirman que así podrán realizar sus compras con más tranquilidad.

La gerente de tiendas en La Sirena de la Avenida Winston Churchill, Mercedes Muñoz, indicó que el público asistente se inclina más por los productos navideños. Pero, sostuvo que también “hay mucha cantidad de clientes por el tema de que muchos se van al interior”.

Incrementan personas para viajar al interior

Mientras unas personas buscan qué comprar en las calles de Santo Domingo, las paradas de autobuses que viajan al interior del país registran un aumento entre sus pasajeros, que como cada año tratan de pasar la Nochebuena junto a sus familiares y amigos en las tierras que los vieron nacer. Desde el pasado domingo los viajeros buscan un asiento en las guaguas de transporte interurbano, que en la mayoría de los casos no aumentaron los precios del pasaje. Tal es la situación de las paradas ubicadas en el kilómetro 9 de la Autopista Duarte, donde cientos de personas acudieron para trasladarse hacia la región Norte. Se espera que para hoy se incrementen mucho más la cantidad de ciudadanos que buscan salir de la capital, la cual queda desolada en estos días.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir
Noticia anteriorLanzan operativo con más de 40 mil personas
Noticia siguienteLa Navidad en familia de los famosos