Gran consigna olvidada

Aunque, a diferencia del gran procerato de América, nunca pronunció un discurso ante las masas; ni escribió un libro que detallara su pensamiento; ni teorizó públicamente sobre las ideas liberales; ni arengó tropas populares; ni debatió con nadie en ningún escenario, el pobre Juan Pablo Duarte (“pobre” por ser el líder más maltratado, negado y traicionado de esta historia de heroicidades y oprobios) resumió en una frase genial el más profundo sentido de la república que soñaba: “Sed justos, lo primero, si queréis ser felices”. (Lo que quiso decir en pocas palabras es que sin justicia social no puede haber democracia).

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir
Noticia anteriorDice cementerio Cristo Salvador será remodelado
Noticia siguienteLa OMS afronta su asamblea más dura