Digepep coordina registro oportuno de nacidos durante cuarentena con SNS y JCE 

SANTO DOMINGO. - La directora de la Dirección General de Programas Especiales de la Presidencia (DIGEPEP), Karen Ricardo a través del Plan Quisqueya Empieza Contigo, sostuvo un encuentro con autoridades del Servicio Nacional de Salud (SNS), y la Junta Central Electoral, a los fines de coordinar acciones que den respuesta a los niños nacidos vivos durante el Estado de Emergencia provocado por el COVID-19, y no obtuvieron su registrado de nacimiento.
Karen Ricardo plantea la necesidad de agilizar esos procesos, pues estos niños al no estar registrados no pueden acceder a sus derechos fundamentales, tales como derecho a un nombre, a la nacionalidad, los derechos de familia, seguro de salud, entre otros que los niños y niñas deben obtener al nacer.
En tal sentido, manifestó que encamina acciones con las instituciones involucradas para poner en marcha un plan de ubicación y captación de esos niños, para que sean dotados de su registro de nacimiento.
“Ha sido una prioridad del gobierno encabezado por el presidente Danilo Medina que a cada niño al nacer se le garantice su derecho a la identidad", expresó Karen.
Por el Servicio Nacional de Salud participaron: doctor Victor Calderón, director Nacional Materno Infantil y Adolescentes del Servicio Nacional de Salud; doctora Mirna Font Frías, directora del área metropolitana del Servicio Nacional de Salud; José Emilio Tadeo Benítez, por la Junta Central Electoral;
Además la doctora Brígida Sabino, encargada de la Unidad de Registro Tardío de la Junta Central Electoral; de la Digepep Larissa Pumarol, directora del Plan Quisqueya Empieza Contigo; Víctor Minaya, asesor de Despacho de Programas Especiales de la Presidencia; Cecilia Michel y Nelson Paulino de QEC.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir
Noticia anteriorLos casos diarios de COVID baten un nuevo récord y superan los 230.000
Noticia siguienteLa pandemia amenaza con provocar hambre a más de 80 millones de personas