ESCUCHA ESTA NOTICIA

Miami, 12 may (EFE).- La aurora boreal puede ser de nuevo visible este domingo por la noche en partes de EE.UU., como ya sucedió de forma inusual en los últimos dos días, dado que persisten las «elevadas condiciones geomagnéticas» por las eyecciones de masa coronal (CME, en inglés) del Sol.

«Es probable que la tormenta geomagnética en curso vuelva a ser más intensa en la noche de hoy», señaló la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica de EE.UU. (NOAA, en inglés) en las redes sociales.

Las rápidas erupciones solares causarán, pues, una nueva ronda de tormentas geomagnéticas que irán de severas a extremas (G4 y G5), por lo que todavía hoy continúa la oportunidad de contemplar auroras boreales, antes de que la actividad disminuya a partir de mañana.

De cumplirse el pronóstico, esta noche podrían producirse los fenómenos del viernes por la noche, cuando niveles de tormentas geomagnéticas similares generaron avistamientos de auroras boreales hasta en algunas regiones de México desde el viernes, algo que no es habitual tan al sur.

En el Atlántico Medio, los cielos estarán mayormente despejados desde este domingo por la noche hasta el lunes, lo que puede facilitar vistas prometedoras de la aurora desde Virginia Occidental hasta Washington D.C. y Carolina del Sur.

La NOAA indicó que las eyecciones de masa coronal del Sol se desplazan durante todo el día a una velocidad de 1.800 kilómetros por segundo para «chocar contra el campo magnético de la Tierra y alcanzar nuestra atmósfera».

Desde las islas Canarias en España, frente a la costa africana, y el monumento megalítico de Stonehenge en Reino Unido a Sonora en México y Los Ángeles y Chicago en Estados Unidos, numerosos usuarios de redes sociales compartieron en la noche del viernes imágenes de cielos iluminados con tonos rosáceos y verdosos.

Según la Organización Meteorológica Mundial, las auroras consisten en un fenómeno luminoso en capas superiores de la atmósfera con formas como arcos, bandas o cortinas, a una altitud de entre 90 y 150 kilómetros, por la interacción entre el viento solar y el campo magnético de la Tierra.

Por su parte, la NOAA, la agencia científica de EE.UU. encargada de monitorear las condiciones de la atmósfera y de los océanos, explicó que una eyección de CME es una erupción de material solar que, cuando llega a la Tierra, puede producir una tormenta geomagnética, mientras que una alerta G5 es la máxima en un baremo de escala G1-G5. EFE

Posted in Ciencia

Más de ciencia

Más leídas de ciencia

Las Más leídas