PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

La lealtad al buen gusto existe también en jóvenes cantautores como “Manerra”, quien debutó en el Teatro Nacional la noche del sábado como telonero de Rosario Flores.

Para Manerra nada más humano que la voluntad de Dios. Por eso pudo al fin acariciar el escenario más importante del país.

De niño tocaba piano en bodas y se escondía tras los tiestos con follajes. Estudió derecho y le dijo al padre quiero meterme en la radio. Y se fue a dirigir emisoras y ser locutor. Pero quería más, y se puso a hacer canciones.

Humilde aún, diáfano como el agua de luz sencilla, ha comenzado este año a presentarse con una banda de excelentes músicos y corista en la capital, Santiago, Puerto Plata y algún que otro lugar.
Ahora es el más nominado, junto a Juan Luis Guerra a los premios Indi.

Para abrir el show de Rosario Flores el Teatro Nacional cantó cuatro canciones para llevarse la ovación del público: Como la luna, Curita, Mantequilla y café, y Bachata colonial, con la que cerró su participación. Entre una y otra dialogó con el público. Un príncipe del buen gusto y de la buena música.

Posted in Cultura & Espectaculos
agency orquidea

Más contenido por Alfonso Quiñones