Peregrinos dominicanos del béisbol profesional

Porfirio López (izq.), Edgar Figueroa, Juan Díaz, Rodrigo Benoit y Fernando Pérez, dominicanos de los Caimanes de Barranquilla.
La Liga de Colombia fue la última parada para el resurgir de un grupo de jugadores criollos que triunfaron en la Serie del Caribe

Firmados para el profesionalismo, luego buscaron suerte en ligas independientes, hasta ser parte del equipo Caimanes de Barranquilla, de Colombia, campeones de la recién concluida Serie del Caribe. Ese ha sido el peregrinaje de un grupo de peloteros dominicanos, quienes encontraron refugios en estas ligas tras no alcanzar el sueño de llegar a las Grandes Ligas.

Los lanzadores Fernando Pérez, Porfirio López, Juan Isaías Díaz, Rodrigo Benoit y el jardinero Edgar Figueroa integran parte de ese bien escrito guion.

Esa cruzada en la que este quinteto de dominicanos se embarcó, también dieron sus buenos resultados en poco más de estos últimos cuatro meses. Además de alzar el trofeo caribeño, hicieron lo propio en el torneo de la Liga de Verano con los Granjeros de Moca, así como en el torneo otoño-invernal de la Liga Profesional de Béisbol Colombiano.

Pérez y López integraron la rotación de los nuevos campeones, mientras que Díaz y Benoit formaron parte del relevo. Figueroa, de su lado, defendió el jardín central.

Durante la pasada versión de la Serie del Caribe, Colombia hizo lo que parecía imposible. Derrotó en dos ocasiones a los favoritos de República Dominicana, Gigantes del Cibao, incluyendo la gran final y así conseguir su primer título del conocido torneo. Cuando comenzó la acción, la principal misión de Caimanes de Barranquilla era detener una racha de diez derrotas de los equipos colombianos desde que comenzaron a participar en esta justa en 2019.

En la serie regular se anexaron tres victorias, en la semifinal eliminaron a Navegantes del Magallanes de Venezuela, y luego procedieron a silenciar los bates de los Gigantes, liderados por Robinson Canó y Marcell Ozuna y en el que el relevista Benoit, nativo de Santiago, fue participe de esas acciones al dominar a tres de los cuatro bateadores a los que enfrentó para anotarse el salvamento.

Otros nombres

Panamá, quien junto a Puerto Rico fue eliminado en la serie regular, también tuvo en su nómina a tres dominicanos que también han sido peregrinos del béisbol. Se trata los lanzadores Manuel Solimán, José Molina y Elvin Liriano, quienes, al no poder avanzar en los circuitos minoritarios de las Grandes Ligas, optaron por nuevos rumbos. Antes de mostrar sus condiciones, el trío de lanzadores accionó en la Liga de Verano. Solimán vistió el uniforme de los Granjeros; Molina el de los Mineros de Bonao y Liriano con los Indios de La Vega.

Llegan al profesionalismo

Pérez fue firmado para el profesionalismo por los Tigres de Detroit en 2011; Díaz por los Azulejos de Toronto en 2016; Benoit por los Cerveceros de Milwaukee en 2013, mientras que Porfirio y Figueroa por los Piratas de Pittsburgh en 2011 y 2012, respectivamente.

En tanto, Solimán estampó con los Mellizos de Minnesota en 2010; Molina con los Rays de Tampa Bay en 2009, y Liriano con los Padres de San Diego en 2010.

Dos que regresan

Las buenas actuaciones de Fernando Pérez y Elniery García, con los Caimanes de Barranquilla llevaron a que dos equipos de la Liga de Béisbol Dominicana (Lidom) enfocaran sus miradas en ambos para la venidera temporada otoño-invernal 2022-2023.
Los Leones del Escogido firmaron a Pérez, mientras que los Tigres del Licey a García.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.