Argentina le dio un gran adiós a Maradona

Compartir
Velatorio de Maradona en Casa Rosada.

El cuerpo de Diego Maradona fue trasladado ayer a un cementerio de las afueras de Buenos Aires luego de la finalización de su velatorio, que transcurrió entre muestras de desconsuelo y los desmanes de fanáticos ofuscados por la imposibilidad de despedirse del ídolo argentino del fútbol.
El cortejo fúnebre, que salió de la Casa de Gobierno donde los restos de Maradona fueron velados desde la madrugada, era custodiado por la policía motorizada y seguido por automovilistas que se despedían del excapitán de la selección argentina haciendo sonar sus bocinas.

Durante la salida del cortejo del predio donde se encuentra la sede gubernamental, decenas de seguidores del retirado jugador se treparon a los barrotes de la valla que la rodeó como si fuera el alambrado de la tribuna de un estadio de fútbol, mientras los bomberos arrojaban agua para disuadirlos.

“Diego no se murió, Diego vive en el pueblo la p....”, fue el cántico que profirieron a los gritos.

El velatorio tuvo que ser interrumpido luego de que las autoridades se vieron obligadas a retirar el féretro de una sala y llevarlo a una más segura.

Hombres y mujeres lanzaron besos al aire, se persignaron, se golpearon el pecho con el puño y gritaron “Vamos Diego”. Otros lloraron amargamente frente a la Casa Rosada, situada en la histórica Plaza de Mayo, en el centro de la capital.

Maradona descansará en el cementerio Jardín de Bella Vista, a unos 30 kilómetros de Buenos Aires y donde están enterrados sus padres.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

Compartir