PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

Las raíces dominicanas se siguen sintiendo en el Mundial de Fútbol Qatar 2022. Ayer, el turno le tocó a Rubén Vargas, el joven jugador, de padre dominicano, que debutó con Suiza, una selección que derrotó 1-0 a Camerún.

“Quiero agradecer a Dios por esta increíble oportunidad”, escribió Vargas en su cuenta de Instagram (@iamrubenvargas). “Me siento honrado de representar a mi país en mi primera Copa Mundial FIFA. Muy feliz de conseguir los tres puntos y deseando que llegue el próximo partido”, agregó.

Vargas, de 24 años (5 de agosto de 1998), el vástago de Viktor Vargas, se unió a Alejandro Balde, quien debutó el miércoles en el paseo de España 7-0 sobre Costa Rica. En esa misma jornada, el criollo Raymundo Féliz estuvo como árbitro asistente de reserva en el partido que Japón sorprendió al universo del fútbol tras vencer 2-1 a la Alemania que muchos temen.

En el caso de Balde, de madre dominicana, es uno de los más jóvenes en debutar con España. El lateral entró en el minuto 64 por Jordi Alba. Su primer partido con el grupo de mayores fue en este Mundial.

Vargas, un centrocampista, que juega con el FC Augsburgo de la Primera División de la Bundesliga de Alemania, fue sustituido en el minuto 81 por Favian Rieder.

Pertenece a la selección de fútbol de Suiza en la categoría sub-21, aunque también se ha alternado con la sub-20. Debutó con la absoluta el 8 de septiembre de 2019 en el partido de clasificación para la Eurocopa 2020, que Suiza ganó por 4 a 0 a Gibraltar. El 18 de noviembre del mismo año anotó su primer gol con la selección mayor en el triunfo como visitante por 6-1, frente a Gibraltar nuevamente.

Posted in Fútbol Internacional
agency orquidea

Más contenido por Julio E. Castro