Carlos “Teo” Cruz, uno de los grandes del boxeo criollo

Compartir
Carlos “Teo” Cruz fue el primer campeón mundial del país. Lo hizo en 1968.

República Dominicana, con su boxeo profesional, escribió con letras doradas su nombre cuando el 29 de junio de 1968 uno de sus atletas (el estelar boxeador Carlos “Teo” Cruz) atrapó su primera faja mundial. Carlos Teófilo Rosario Cruz era su nombre de pila.

Es una historia trascendente que, tras 51 años de registrarse, nunca desaparecerá del mapa deportivo nacional. Y es que ninguna historia que marque el ente del positivismo, nadie -aunque su maldad la quiera atascar- la podrá borrar y permanecerá latente todo el tiempo.

Teo Cruz, en una pelea montada en el vetusto Estadio Quisqueya de Santo Domingo -y el acontecimiento se plasma de nuevo en un medio noticioso- logró derrotar por decisión unánime en 15 asaltos al puertorriqueño Carlos Ortiz. Con el celebrado triunfo Teo Cruz se adueñó del título ligero (que marca las 135 libras) y que tenía el aval de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) el más viejo organismo del pugilismo rentable nacido en 1923.

Rompió pronósticos

Para la mayoría de los expertos de la época, el entonces joven púgil oriundo de San Cristóbal, pero que residió por muchos años en Santiago de los Caballeros, no era un capacitado técnico.

Porque, de acuerdo con la opinión de los mismos doctos del boxeo, antes de su hazaña no había demostrado altos dotes de dominio de los fundamentos del boxeo. Era más bien un golpeador que un “dotado de buena técnica”.

Sin embargo, se resalta -y tras ganar la corona mundial de las 135 libras los elogios llovieron a su favor- que la prensa dominicana, con grandes titulares, dieron a conocer la singular noticia que no solo elevó al boxeo profesional del país, sino a todo el deporte nacional.

Teo Cruz, y esta es una opinión autorizada por otro grupo de especialistas, fue disciplinado. Siempre se le vio trabajar duro en el gimnasio. Igualmente nunca fue visto con una negativa conducta fuera del cuadrilátero porque era un ejemplo de la excelencia atlética.

La conquista mundialista de Teo Cruz sirvió de motivación para otros peleadores criollos. El ejemplo más vivo se observó en Juan Guzmán quien se convirtió en el segundo púgil del país en ganar una faja del mundo.

Otro elemento que se debe resaltar, es el siguiente: su hermano, Leonardo “Leo” Cruz, también figura en la privilegiada lista de campeones mundiales criollos. Y así los Cruz (Teo y Leo) pasaron a convertirse en la primera pareja de hermanos campeones en la historia del boxeo profesional local.

Perdió la vida en un accidente aéreo

Teo Cruz, apenas un año y ocho meses de haber conquistado el primer título mundial para el país, perdió la vida en un accidente de aviación. La tragedia se registró el 15 de febrero de 1970 cuando un avión de la línea aérea Dominicana de Aviación se precipitó a tierra a los pocos minutos de despegar -rumbo a Puerto Rico- del Aeropuerto General Andrews. En la nave, con 102 personas a bordo, también iba la selección juvenil de voleibol puertorriqueña.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

Compartir