“Canelo” cumplió su promesa de vencer a Gennady Golovkin

Saúl “Canelo” Álvarez conecta un fuerte golpe a Gennady Golovkin.

LAS VEGAS, NEVADA (EE.UU.) La madrugada de ayer, en el moderno coliseo T-Mobile de esta ciudad, se produjo un hecho histórico para México: victoria de uno de sus grandes atletas, Saúl “Canelo” Álvarez, quien derrotó al estelar boxeador Gennady Golovkin, nativo de Kasajistán.

Con este triunfo, el joven púgil oriundo de Guadalajara, capturó por segunda ocasión el cinturón del peso mediano (160 libras) avalado por el Consejo Mundial de Boxeo y la Asociación Mundial de Boxeo.

“Canelo” cumplió lo que había prometido: una victoria sobre el “terrible” púgil Golovkin y de paso calló las bocas de sus duros críticos, entre ellos periodistas mexicanos, que no acaban de reconocer su estelaridad en las 16 cuerdas.

Se recuperó

Álvarez, quien parecía cansado después del décimo round, enseñó su capacidad técnica y de aguante. En los rounds 11 y 12 conectó con autoridad a la anatomía de Golovkin y esa reacción determinó su triunfo número 50 (con foja de 50-1-2 y 34 victorias por nocaut).

La trascendental victoria para el mexicano se produjo por decisión mayoritaria (dos jueces vieron ganar a Canelo Álvarez 115-113, pero un tercer oficial anotó 114-114,empate). Este reportero vio ganar a Canelo 115-113.

Golovkin, contrario a lo que currió en la anterior pelea el 16 de septiembre de 2017, también celebrada en esta ciudad, se vio frustrado en los primeros seis rounds. No mostraba ofensiva, su pelea fue, en ese lapso, a la defensiva esperando que su rival fuera hacia adelante para tratar de golpearlo.

El recio boxeador mexicano fue fuerte con su mano izquierda en gancho. Este golpe lo conectó con autoridad varias veces, sobre todo en los últimos tres rounds que fueron, de acuerdo con expertos, los decisivos para su victoria.

Como lo precisó este periodista en su análisis en la víspera del combate, los recursos técnicos que pusieran los boxeadores en la pelea iban a ser determinantes para los resultados.

Y así se registró: Canelo Álvarez tuvo un excelente desempeño en ese renglón. Movió con elegancia su torso y la cabeza, lo que confundió a Golovkin quien sigue siendo un peleador de una sola característica: de frente, vertical y tirador de golpes.

Un triunfo que dedicó a todos los mexicanos

El flamante monarca de las 160 libras, con el respaldo del Consejo Mundial de Boxeo y la Asociación Mundial de Boxeo, al término de su victoria, dijo que le había prometido a su pueblo que le daría una nueva.

Canelo Álvarez, al ser entrevistado por la cadena HBO, proclamó que “esta nueva victoria es para los mexicanos. ¡Viva México!” Y dijo que respeta la capacidad de Golovkin, de quien reconoció que es un gran peleador.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.