Abinader dice China seguirá invirtiendo

Compartir
El presidente Abinader defendió no usar en el país la red 5G de China.

Tras la nueva ratificación del Gobierno de no permitir que la República Popular China aporte en el área de las telecomunicaciones en lo que respecta a la red 5G, el presidente Luis Abinader aseguró ayer que con ello no están “alejando a nadie”.
Al ser preguntado sobre la decisión de comprometerse con los Estados Unidos a usar la “red limpia” que ese país ofrece y excluir los aportes de equipos 5G, de los cuales China es la gran propulsora, el jefe de Estado expresó que con ello no se apartan las inversiones de esa nación asiática en la República Dominicana y que, por el contrario, estas están, continuarán y recibirán todo el apoyo del Gobierno.

“Nosotros siempre lo hemos dicho, no estamos alejando a nadie. Nosotros hemos informado de que hay muchas inversiones chinas en el país, que queremos que continúen esas inversiones chinas en el país y hemos hablado, como tiene cualquier país, sectores estratégicos que queremos mantener, pero nosotros todas las inversiones chinas, en la gran mayoría de los sectores en el país, están aquí presentes, continuarán y le vamos a dar todo el apoyo”, declaró el mandatario en Santiago donde agotó ayer una apretada agenda.

Leonel dice RD debe actuar con inteligencia

A propósito de esta decisión del Gobierno, el presidente de la Fuerza del Pueblo, Leonel Fernández, reiteró ayer que la República Dominicana debe de actuar con inteligencia con este tema para no afectar la seguridad nacional ni mucho menos la de esas naciones que son socias comerciales.

Fernández, quien la pasada semana se refirió a los intereses geopolíticos que existen entre China y Estados Unidos en el Caribe, recalcó que no hay duda que existe una rivalidad entre esas dos potencias, la cual República Dominicana no puede ignorar.

Para explicar esa lucha, el expresidente de la República se remontó al interés histórico y el recelo de Estados Unidos en la zona del Caribe por considerarla un área de seguridad nacional.

“En el área geográfica en la que China se desenvuelve, el mar del sur de la China, hay conflictos. Estados Unidos tiene presencia en el Océano Pacífico, hay una base militar norteamericana en Okinawa, en Japón. Hay problemas en lo que tiene que ver con el estrecho de Taiwán. Estados Unidos protege y reconoce la soberanía de Taiwán, China habla de una sola China. Taiwán, para la China no existe, es una provincia de la República Popular China, pero hay entonces el gran flujo comercial que se produce en el mar de la Sur de la China, donde también está Corea del Sur, está Japón, está Singapur, está Tailandia, está Vietnam, estos países que está viendo también el crecimiento que tiene la influencia de la República Popular China en la región, resentida por Australia y Nueva Zelanda, por ejemplo”, comentó en el programa Súper 7.

A esto agregó que “Estados Unidos que tiene su flota naval en el Pacífico y sabe que una parte importante del comercio mundial se mueve en la zona del Pacífico, se da cuenta que su espacio vital, lo que sería su zona de influencia, para decirlo en el lenguaje de la geopolítica, es la zona del Caribe, históricamente lo ha sido”.

Sostuvo que por la razón de que Estados Unidos está limitado en el mar del Sur de la China y “quiere limitar a China en la zona del Caribe”. “Y ahí estamos nosotros que tenemos que actuar con inteligencia, saber que podamos aprovechar para el interés nacional, todo lo que quieran nos lo pueden ofrecer, pero sin poner nunca en riego nuestra seguridad nacional”, dijo.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

Compartir