Activos de la banca dominicana crecieron 18.6% en el primer trimestre de 2021

 La solvencia se ubicó en su nivel histórico más elevado, con un índice alcanzado de 22.0%.

Santo Domingo.- El sistema financiero dominicano presentó claras señales de fortaleza y estabilidad durante el período enero-marzo de 2021, según demuestran los datos del Informe trimestral de desempeño del sistema financiero, publicado por la Superintendencia de Bancos (SB).

El documento indica que los activos totales del sistema ascendieron a RD$2.42 billones (52.7% del PIB), para un crecimiento nominal interanual de 18.6%.

Mientras que la solvencia se ubicó en su nivel histórico más elevado, con un índice alcanzado de 22.0%, reflejando un crecimiento interanual de 5.5 puntos porcentuales en el primer trimestre de 2021.

Se trata de un nivel significativamente superior al requerimiento mínimo de 10% establecido en la Ley Monetaria y Financiera No. 183-02. Más de 18 puntos porcentuales, de los 22.0 puntos que alcanzó el coeficiente de solvencia, son de capital primario: el de mayor calidad y capacidad de absorción de pérdidas.

Los altos niveles de solvencia se explican, en buena medida, por el incremento importante de 16.2% en las tenencias de activos de bajo riesgo, las capitalizaciones de utilidades que realizaron las entidades de intermediación financiera y la colocación de capital secundario.

Al término de marzo de 2021, las captaciones totalizaron RD$1.83 billones (40.6% del PIB), presentando una tasa de crecimiento interanual de 15%.

Cartera de crédito

A marzo, la cartera de crédito ascendió a RD$1.28 billones (27.9% del PIB), mostrando un crecimiento de RD$64,416 millones en comparación con igual período de 2020. El aumento interanual fue de 5.3%, menor que el promedio de los últimos cinco años (10.1%).

Dentro de esa categoría, la cartera al sector privado experimentó un crecimiento interanual de 5.3%. En ese renglón, el crecimiento de la cartera en moneda nacional fue de 10.6% interanual.

En tanto, los créditos dirigidos al sector público no tuvieron variación respecto al trimestre anterior.

Se destaca que la participación de la cartera al sector privado en moneda local se colocó en 82%, ganando 4 puntos porcentuales con respecto a marzo de 2020. En cambio, la participación de la cartera en moneda extranjera se redujo 4.2 puntos porcentuales en término interanual, al pasar de 21.9% a 17.7% de la cartera total.

Al cierre del trimestre, las tasas de interés activas y pasivas de la banca se situaron en 9.0% y 2.7%, respectivamente, alcanzando niveles históricos más bajos. Las tasas de los préstamos de consumo registraron un incremento por tercer mes consecutivo, alcanzando el 15.4% anual, para un aumento trimestral de 2.8 puntos porcentuales.

Mientras que la tasa comercial continúa en descenso, con reducción de 1.3 punto porcentual en el primer trimestre, hasta alcanzar el 8.2% anual. Los préstamos hipotecarios permanecen estables y sin variación en 9.3% anual.

Provisiones

Los bancos y asociaciones de ahorros y préstamos incrementaron significativamente sus provisiones hasta alcanzar los RD$59.8 mil millones, equivalentes a una cobertura de 217% del monto total de la cartera vencida. Solo durante los primeros tres meses de 2021, las entidades de intermediación financiera acumularon RD$8.3 mil millones con este objetivo.

Morosidad y reestructuraciones

El índice de morosidad del sector privado permanece estable en 1.91%, mientras que la morosidad estresada del sistema ha aumentado a 9.92%, debido al incremento de las reestructuraciones, que acumularon el 6.47%, De estos, 1.80% se deben a las Reestructuraciones Temporales (RT) correspondientes al régimen flexibilizado en respuesta al COVID19. Los créditos castigados de los últimos 12 meses aportaron el 1.17%, mientras que los demás componentes representaron el 0.37% del indicador.

El indicador de morosidad estresada es utilizado para proporcionar una visión más completa acerca del proceso de gestión de riesgo de crédito en las EIF, así como la situación de su cartera de crédito. Se construye combinado distintos indicadores que capturan el impacto de deudores que no se encuentran vigentes con sus obligaciones. Dicho indicador incorpora, además de la cartera vencida, la que está en cobranza judicial, las tarjetas de crédito con atrasos de 31 a 60 días, los créditos reestructurados y los castigos y adjudicaciones de los últimos 12 meses.

Las reestructuraciones temporales presentaron incrementos importantes previo al vencimiento del plazo del régimen de flexibilización regulatoria. Se recuerda que fueron parte de las medidas especiales adoptadas por la Junta Monetaria para amortiguar los efectos de la primera ola de la pandemia.

El aumento ha sido de esperar, tomando en cuenta que las medidas vencieron el 31 de marzo de 2021, a partir desde cuando inició el tratamiento regulatorio gradual adoptado por la Junta Monetaria. Las entidades aprovecharon al máximo las medidas de flexibilización antes de que concluyeran, de forma que, tanto las entidades como los deudores se han aprovechado de las condiciones vigentes del mercado: tasas históricamente bajas y abundancia de liquidez en el sistema.

Utilidades

Las utilidades brutas ascendieron a RD$13,303 millones, para una variación de 24%. Después de impuestos sobre la renta, se situaron en RD$11,365.2 millones.

El indicador de rentabilidad sobre el patrimonio (ROE) aumentó 1.8 punto porcentual, al pasar de 18.4% en marzo de 2020 a 20.2 % en marzo de 2021, mientras que la rentabilidad sobre activos (ROA) se ubicó en 2.2%, sufriendo poca variación interanual.

La rentabilidad de las entidades de intermediación financiera ha sido positivamente impactada por el incremento en la eficiencia operativa, que se ubicó en 60.27%, medida por el indicador costos/ingresos, el nivel más bajo en los últimos 15 años.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.