El gobierno de Abinader ¿liberal o conservador?

Compartir
Abinader ha demostrado que es un hombre de fe.
Presidente cada vez da más señal de religiosidad, pero hay funcionarios que mandan otras señales desde Palacio

Mientras el presidente Luis Abinader, la primera dama y la vicepresidenta de la República se muestran como personas profundamente conservadoras con asistencia a ritos religiosos como el Día de las Mercedes en el Santo Cerro, funcionarios desde el Palacio Nacional promueven agendas liberales como la promoción de la agenda homosexual que hizo la viceministra Dalia Leticia Jorge Mera o el apoyo abierto de la ministra de la Mujer, Mayra Jiménez, a la despenalización del aborto en tres circunstancias especiales.

Esos hechos simultáneos generan la duda de cuál es el enfoque del gobierno del Partido Revolucionario Moderno (PRM) sobre esos temas que levantan tanta pasión en el pueblo dominicano. Quizás se trata de una estrategia de navegar entre la radicalización de los sectores conservadores y los promotores del liberalismo. De este último grupo, Abinader recibió un fuerte respaldo en la campaña electoral al punto de que él caló en ese sector.

El ahora gobernante en la campaña adoptó estrategia para ganar apoyo en los sectores conservadores como la elección de Raquel Peña en la boleta vicepresidencial, una dama de vínculos estrechos con la iglesia Católica y declarada contraria a la despenalización del aborto.

En el 2017, en uno de esos momentos de debate álgido sobre el Código Penal y la despenalización del aborto en tres circunstancias, el PRM bajó línea a sus legisladores para que votaran a favor de despenalizar el aborto.

La gestión de la Cámara de Diputados controlada por el PRM, dio un ligero giro a su posición inicial, pues su presidente Alfredo Pacheco, anunció la intención de aprobar el Código Penal manteniendo penalizado el aborto para que ese tema sea objeto de una ley especial que ya sometió el diputado, Rubén Maldonado.

Pero el Ministerio de la Mujer promueve a través de sus plataformas oficiales que se despenalice el aborto y, por esa razón, algunas de sus cuentas en las redes sociales fueron suspendidas supuestamente por los reportes que hicieron los seguidores.

“El aborto 3 Causales es una garantía de los Derechos Fundamentales de las Mujeres, para garantizar su salud, vida y dignidad”, escribió la entidad lo que desató una ola de opiniones a favor y en contra. Ayer, El ministerio de la Mujer negó que la suspensión de su cuenta en redes fuera producto de declaraciones recientes, como se había dicho.

Pero de la agenda liberal, lo que más indignación y comentarios provocó fue la publicación que hizo la viceministra del Ministerio Administrativo de la Presidencia, Dilia Leticia Jorge Mera, de colocar banderas de la Comunidad Lesbianas, Gais, Bisexuales y Transgénero (LGBT) en su despacho del Palacio Nacional. “En este despacho, todos, todas, todes, son bienvenidxs. ¡Qué viva la libertad, la diversidad, el respeto, la tolerancia y la inclusión! ¡Me encanta mi trabajo!”, escribió el 16 de este mes.

El diputado Elías Wessin Chávez respondió la acción de la funcionaria. “Si la Viceministra quiere ponerla en su casa o en su patio, no hay problema, pero hacerlo en la sede del gobierno es también una provocación contra la familia dominicana y las buenas costumbres de la República”, subrayó. El legislador no fue el único que se pronunció contra la acción de la funcionaria que se ha convertido en tema desde entonces.

Las críticas a la acción de Jorge Mera se resumen en la dirección de que en el país se respeta el derecho de cada quien a tener la preferencia sexual que desee, pero con fuertes críticas a que se haga promoción de esa conducta desde el propio Palacio Nacional.

Presidente con mensaje conservador

Muy distante de las acciones de Jorge Mera y Jiménez, se colocan el presidente Abinader, su esposa Raquel Arbaje y la vicepresidenta, Raquel Peña. El trío fue a la misa del Santo Cerro por el Día de las Mercedes.

Más aún, durante la campaña electoral Peña se declaró contraria al aborto en ninguna circunstancias. Aunque Abinader y su esposa no han fijado posición sobre si apoyan o no la despenalización del aborto, se proyectan como una pareja consagrada a la religión católica.

Incluso, el día de las elecciones, el ahora gobernante, luego de ejercer el sufragio, hizo una misa en la iglesia Las Mercedes y acostumbra a festejar su cumpleaños con una eucaristía. El miércoles de la pasada semana, los tres también encabezaron un acto en el Palacio Nacional por el Día de la Santa Biblia y las críticas no se hicieron esperar.

Bandera de la inclusión en despacho de viceministra.

El tema de despenalizar el aborto es conflictivo

La encuesta Barómetro de las Américas, publicada en el 2019, establece que la mayoría de los dominicanos apoya que se despenalice el aborto en tres causales que son cuando peligra la vida de la madre, mal formación y en los casos de violación. A pesar de eso el tema siempre divide al país. Uno de los sectores más radicales es la iglesia católica, que tiene una gran influencia en los sectores del poder político. Los dirigentes políticos de alto perfil son cautos al momento de asumir el tema. El expresidente Danilo Medina observó en dos ocasiones el Código Penal para favorecer la despenalización del aborto. El expresidente Leonel Fernández, en la pasada campaña electoral, expresó que lo correcto es que se apruebe el Código Penal sin las tres causales y que el tema lo defina el Tribunal Constitucional. En el nuevo contexto de relación de poder el PRM está dispuesto aprobar el Código Penal y que la despenalización sea objeto de una ley especial que ya fue sometida.

Leticia
En este despacho, todos, todas, todes, son bienvenidxs. ¡Qué viva la libertad, la diversidad, el respeto, la tolerancia y la inclusión!”

Wessin Chávez
Si la Viceministra quiere ponerla en su casa o en su patio, no hay problema, pero hacerlo en la sede del gobierno es también una provocación”.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir