En 6 de 7 elecciones, aliados han definido en la primera vuelta

Las alianzas políticas han sido una constante de todos los partidos antes y después del sistema de doble vuelta y el 50+1.
En 28 años de segunda vuelta, solo el PLD ha pasado la frontera del 50+1 en su boleta, en 2016 obtuvo 50.22%

En 42 años transcurridos desde el 1978 hasta el 2020, en el país se han celebrado doce elecciones presidenciales y todos los partidos que han resultado victoriosos en las urnas han recibido aportes de organizaciones minoritarias en acuerdos políticos-electorales.

El momento de la historia electoral que mejor grafica esa realidad es a partir de 1996, cuando se estrena el modelo de doble vuelta y el 50+1, desde esa fecha, se han organizado siete elecciones presidenciales y en seis, el triunfo ha sido empujado en primera vuelta por los partidos aliados en acuerdos electorales.

La excepción fue en las presidenciales de 2016, cuando el PLD pasó la barrera del 50+1 sin el aporte de los aliados al lograr una votación de 50.22 por ciento en su recuadro.

A raíz del planteamiento reciente de la dirigente del Partido Revolucionario Moderno (PRM) y exvicepresidenta de la República, Milagros Ortiz Bosch, de que es partidaria de bajar el porcentaje para ganar en primera vuelta al considerar que para construir el 50+1 se hacen reparticiones de cargos en el Estado que generan corrupción, se ha cuestionado el aporte de los partidos aliados.

En los comicios del 2020, el Partido Revolucionario Moderno (PRM) y Luis Abinader, ganaron las elecciones en primera vuelta con 52.52%, de ese porcentaje, en la casilla del PRM votó el 48.70% y seis partidos aliados sumaron 3.82%. Sin esos votos, esa organización no hubiese logrado el triunfo en la primera ronda de votaciones.

Los comicios del 2016, es el único caso en que un partido en su recuadro ha logrado pasar la barrera del 50+1. Danilo Medina y el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) en esos comicios obtuvieron una votación de 61.74% y en casilla morada sufragó, el 50.22%. Catorce aliados aportaron un 11.52%.

Para el 2012, el PLD y Medina ganaron las elecciones en primera vuelta, con el 51.21%, de ese porcentaje, en la casilla del PLD votó el 37.73% y 13 aliados sumaron 13.48%.

Para las presidenciales del 2008, el PLD y Leonel Fernández ganaron en primera vuelta con el 53.83% y el 44.94% votó en el recuadro morado. El restante 8.89% lo aportaron 11 partidos aliados.

En 2004, el PLD y Fernández obtuvieron el triunfo en las elecciones con el 57.11%, en la casilla del PLD votó el 49.02%. Seis aliados aportaron 8.09%.

En los comicios del año 2000, el triunfo fue para el PRD e Hipólito Mejía. Lograron 49.87% y de ese porcentaje, en el recuadro blanco sufragó el 44.84% y seis aliados aportaron 5.03%.

En 1996, año en que se estrenó el modelo de segunda vuelta electoral y el 50+1, fue la mejor muestra del valor de los aliados con el sistema de mayoría calificada.

En la primear vuelta de esas elecciones efectuada el 16 de mayo, el PRD con José Francisco Peña Gómez como candidato alcanzó 45.90% de los votos, de ese porcentaje, en el recuadro blanco votó 41.06% y ocho aliados sumaron 4.84%.

El PLD y Fernández, que lograron el segundo lugar alcanzaron 38.93%, el PLD no logró aliados en la primera ronda de votaciones. El tercer lugar fue para el Partido Reformista Social Cristiano (PRSC) y Jacinto Peynado, que alcanzaron una votación de 15%. El balotaje fue en junio de ese año, el PRSC apoyó al PLD, ese partido logró una votación de 51.25% y el PRD llegó a 48.75%.

Contexto del éxito del PLD en 2016

El PLD logró un 50.22% en su recuadro en el 2016 en un contexto político partidista en el que el principal partido de oposición en ese momento, el PRD, se dividió luego de una crisis generada por el control de la organización entre Miguel Vargas e Hipólito Mejía.

Producto de esa crisis, nació el PRM. Ante la reconfiguración del escenario político-partidista, el PRD apoyó al entonces gobernante PLD en las elecciones del 2016. El acuerdo que fue firmado en el 2015 y Vargas respaldó la reforma constitucional que permitió la repostulación y luego reelección del entonces gobernante Medina.
Con esa decisión, el PRD cedió todo el espacio opositor al PRM. El PRD aportó al PLD en esas elecciones, un 5.86%, casi la mitad de todos los votos que aportaron los aliados del partido morado, que en esa elección fue de 11.52%.

El PRM se estrenó en esos comicios, con el hoy presidente Luis Abinader como candidato presidencial. Junto a sus aliados, incluido el PRSC, logró una votación de 34.98%, pero en el recuadro del PRM la votación fue de 26.82%.

El aporte de los cinco aliados al hoy partido gobernante en esa votación fue de 8.16% y el que más voto sació fue el PRSC con un 5.62%.

En 1978, fecha histórica, PRD alcanzó más de 50%

Antes de la doble vuelta, en el país se celebraron cinco elecciones contadas a partir de 1978. Los comicios de ese año los ganó el PRD con Antonio Guzmán como candidato, con una votación de 52.36%, pero en el recuadro blanco fue de 51.69%. Acudió aliado en esas votaciones a la Alianza Social Dominicana (hoy PRM) que le aportó 0.67%. En las elecciones de 1982, el PRD volvió a ganar con Salvador Jorge Blanco como candidato presidencial. La votación que obtuvo el entonces partido oficial fue de 46.69%; el PRSC con Joaquín Balaguer, 38.62% y el PLD con Juan Bosch, 9.82%. A partir de ese momento se rompió el bipartidismo en el país y ningún partido por si solo ha alcanzado el 50+1 con la excepción del PLD en 2016. En el 1986, el PRD y aliados lograrón 39.48%; el PRSC, 40.65% y el PLD, 18.37%. En 1990, PRSC, 35%; PLD, 33.79% y PRD, 23.23%. En 1994, PRSC, 42.29%, PRD, 41.55% y el PLD, 13.12 por ciento.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

  • Etiquetas
  • d2