Las cárceles tailandesas acumulan más de 12.000 contagios de la covid-19

Bangkok,  (EFE).- Las cárceles tailandesas acumulan al menos 12.767 contagios de la covid-19, con 1.117 casos anunciados este miércoles, en un brote que ha llevado a las autoridades a tratar de acelerar sus planes para liberar a unos 50.000 presos vulnerables.

Las cárceles se han convertido en uno de los mayores focos durante la última ola de la pandemia que ha elevado a 116.949 el número de contagios totales, de los que más del 75 % han sido detectados desde principios de abril, según datos del Centro de Administración para la Situación de la Covid-19.

Los contagios en las cárceles anunciados hoy suponen un tercio de los 3.304 casos registrados esta jornada en todo el país, que acumula además 678 muertos desde el inicio de la pandemia.

El director general del Departamento de Prisiones, Ayuth Sintoppant, señaló hoy que están habilitando más camas hospitalarias en las cárceles, aumentando las medidas higiénicas y actuando con rapidez ante el gran número de casos.

Además, el Parlamento tailandés prepara una reforma legal para permitir la reducción de las penas de reos ancianos y vulnerables condenados por crímenes menores, lo que podría aprobarse en junio.

Unas 50.000 personas podrían beneficiarse de esta reforma, lo que reduciría el hacinamiento en las cárceles tailandesas en las que hay más de 300.000 presos.

La gran mayoría de los casos en prisiones han sido detectados en Bangkok, el epicentro de la actual ola del virus, y en menor medida en centros penitenciarios de la norteña Chiang Mai.

Entre los infectados en las cárceles se encuentran varios activistas estudiantiles que permanecían en prisión provisional acusados de lesa majestad, que Tailandia castiga con entre 3 y 15 años de prisión, y algunos de los cuales fueron puestos la semana pasada en libertad bajo fianza.

Tailandia -con casi 70 millones de habitantes- comenzó a vacunar contra la covid-19 el pasado 28 de febrero, pero hasta la fecha solo ha inoculado a unos 2,44 millones de personas, de las que casi 860.000 personas han recibido ya la segunda dosis, equivalente al 1,18 % de la población total.

El país ha implementado varias medidas, como el cierre de colegios, parques, bares y establecimientos de ocio nocturno, para tratar de controlar este rebrote, vinculado a la propagación de la denominada cepa británica del virus.

Aunque desde este lunes vuelve a permitir a los restaurantes ubicados en las provincias de mayor riesgo, entre ellas Bangkok, ofrecer servicios de comida en el local hasta las 21.00 horas y con solo un 25 % del aforo del establecimiento. EFE

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.