Leonel resalta que doña Yolanda dejó gran legado como madre soltera

Leonel Fernández llora en el sepelio de su madre doña Yolanda.
Presidente Abinader y otras personalidades asistieron al velatorio de Yolanda Reyna, sepultada la tarde de ayer

El expresidente Leonel Fernández le dio ayer el último adiós a su progenitora, Yolanda Reyna Romero, resaltando que su gran legado es que una madre soltera no está condenada al fracaso.
Doña Yolanda falleció el pasado miércoles a los 94 años luego de complicaciones de salud en la clínica Abel González y fue sepultada en el Cementerio Cristo Redentor.

“Si mi madre deja un legado; si deja alguna lección, es el hecho de que una madre soltera no está destinada al fracaso per sé, lo que se requiere es dignidad, sentido de honor, amor a su familia, amor al prójimo y trabajo, ella lo logró; ella por tanto es un símbolo de inspiración, no solo para su familia, sino para todo el pueblo dominicano”, expresó con la voz entrecortada al concluir la misa de cuerpo presente que ofició monseñor Víctor Masalles en la funeraria Blandino, donde sus restos fueron velados desde el miércoles.

La voz de Fernández se quebró varias veces cuando habló de las vicisitudes de su madre para sostener sola a su familia y contribuir a la manutención de su madre y hermanos. “Se fue cuando yo tenía un año y cinco o seis meses y mi hermano Dalcio, unos 5 o 6 años de edad; se fue por una razón, para sostener a su familia, su familia era muy amplia, sus padres, sus hermanas, nosotros sus hijos, sus sobrinos, esa era su familia”, refirió.

Luego dijo que él y su hermano se fueron a vivir con su madre a Nueva York, Estados Unidos. “Éramos tres, ella, mi hermano y yo; para mantener la familia allá y la familia aquí, tenía dos trabajos, era operadora de máquinas durante el día, trabajaba cosiendo en una factoría, y de noche trabajaba como enfermera en un hospital como el doctor Vinicio Calventi, casi ni dormía, tan dedicada, pero llegó el momento en que no podía seguir y mi hermano consiguió un empleo en la lavandería de la esquina llevando la ropa y yo conocí un señor judío y a los 12 años conseguí un empleo como delivery de una bodega en Nueva York; así vivíamos los tres, con esas precariedades, pero una familia con sentido del honor y sentido de integridad”, contó.

Previo a ese relato sobre la vida de su progenitora, Fernández contó que en la etapa final, su madre luchaba por seguir viviendo porque no quería dejar sus hijos solos. En ese momento también se quebraron sus palabras.

Fernández agradeció la solidaridad expresada y dijo que la gran cantidad de personas que desfilaron para despedirla es un reconocimiento al símbolo de inspiración que fue en vida. “Desde ayer en la noche hemos recibido personas de los distintos estratos sociales, desde los más encumbrados desde el punto de vista político y social hasta los más humildes y todos han venido porque reconocen en doña Yolanda ese símbolo”, expresó.
Políticos acudieron al velatorio

Las diferencias partidarias no fueron impedimento para que altos dirigentes políticos se solidarizaran con el expresidente Leonel Fernández por la muerte de su madre, doña Yolanda Reyna.

A media mañana de ayer, el presidente de la República, Luis Abinader, y la primera dama, Raquel Arbaje, acudieron a la Funeraria Blandino, donde dieron el pésame al líder de la Fuerza del Pueblo. Abinader destacó las cualidades de doña Yolanda, y aseguró que es un ejemplo como madre. “Doña Yolanda fue un ejemplo de madre, una persona que durante todos los años que el presidente estuvo en el gobierno siempre tuvo una actitud como madre, sin querer distinguirse en nada, pero además fue un ejemplo de esa madre dedicada”, dijo el primer mandatario a la prensa a su llegada.

“Se fue fuera del país para poder atender a sus hijos como madre soltera, así como lo hacen cientos de miles de madres dominicanas que son ejemplo”, indicó el presidente. Abinader acudió al velatorio acompañado además del ministro administrativo de la Presidencia, José Ignacio Paliza y el consultor jurídico, Antoliano Peralta.

Previamente, asistió a las honras fúnebres el exmandatario y presidente del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), Danilo Medina, acompañado de su esposa, Cándida Montilla y del secretario general del partido, Charlie Mariotti. También asistió Gonzalo Castillo, excandidato presidencial del PLD; Miguel Vargas, presidente del Partido Revolucionario Dominicano (PRD); Luis Henry Molina, presidente de la Suprema Corte de Justicia y Milton Ray Guevara, presidente del Tribunal Constitucional, así como empresarios, personalidades y simpatizantes del expresidente.

“Cada 27 de febrero iba a rendir cuentas a Yolanda”

El expresidente contó que su madre siempre lo acompañó como consejera en sus gestiones de gobierno, aunque lo hizo de manera muy discreta. “Nuestra madre siempre nos acompañó en ese proceso, lo hizo siempre con discreción, con prudencia, sin ejercer ningún tipo de protagonismo en los grandes escenarios, lo hizo en la distancia, pero siempre consultaba con ella y escuchaba sus palabras; cada 27 febrero luego de rendir cuentas a la nación iba a rendir cuentas a doña Yolanda Reyna, así lo hice siempre”, reveló. Doña Yolanda, quien nació en 1925, cumpliría 95 años el 25 de agosto próximo.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.