Ocupación de cañadas genera más miseria

Familias rellenan zonas vulnerables.

Santiago. Los cordones de miseria se acrecientan en varios puntos del municipio de Santiago de los Caballeros con la improvisación de barriadas en zonas vulnerables.

La bonanza en inversiones que hacen empresarios en grandes edificios de apartamentos, supermercados, en financieros, ampliaciones de centros de salud, contrasta el también crecimiento de la marginalidad de quienes llegan desde provincias del Cibao o la región sur del país, en busca de mejor suerte.

Un estudio sobre análisis de riesgos efectuado por el Plan Estratégico en este municipio, establece que 50,717 personas viven en ríos, cañadas y arroyos, expuestas a catástrofes y eventos riesgosos como inundaciones, deslizamientos y derrumbes.

El levantamiento de casuchas en lugares como el Hoyo de Bartola, del sector El Ciruelito, donde sus moradores rellenan con tierra y hasta de basura en espacios que representan un eminente peligro.

Debilidades

En muchos de los casos se trata de familias dominicanas y haitianas que compran madera y zinc, para construir sus casuchas en zonas de constantes derrumbes.

Un informe establece que con los años cientos de viviendas han sido levantadas en todo el trayecto del arroyo de Gurabo, dando paso a lo que es el Hoyo de Bartola que comunica con el levantamiento de puentes improvisados de madera con los sectores La Cayena y Los Santos.

Esa misma situación se vive en la comunidad de Gurabo, donde con el paso tiempo, las casuchas se han tomado toda la ribera del río que lleva el mismo nombre que dicho sector.

Otro punto de la ciudad donde el hacinamiento ha crecido a la vista de las autoridades es el punto bautizado como Radio Centro, donde decenas de familias dominicanos y haitianas que ocupan la ribera de la cañada.

Estudios dicen que miles familias están en peligro

Se estima que solo en el arroyo de Gurabo hay 14,547 personas en situación de riesgo, distribuidas en 4,156 familias de escasos recursos económicos. El levantamiento hecho por juntas de vecinos, estable que se requiere la reparación o construcción de 50 casas y otra cantidad similar de familias con sus casuchas deben ser desalojadas, debido a que corren el mayor peligro.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.