Plantean es vital tener plan para abrir los negocios

En otros países han ido diseñando planes de activación económica, siempre dando prioridad a las cadenas de valor que más empleos y valor agregado generen.

La Organización Nacional de Empresas Comerciales (ONEC) la Asociación de Industrias (AIRD) y el economista y catedrático universitario Rafael Espinal resaltaron ayer la importancia de que el Gobierno vaya abriendo gradualmente la economía.

Pero algunos de ellos sugieren que debe presentarse, por un lado un plan de reapertura de los negocios que permanecen cerrados por la crisis sanitaria del COVID-19. Todos coinciden en que debe evitarse a toda costa una mayor diseminación del virus. El presidente de la ONEC, Mario Lama, recordó que la pasada semana propuso a la Comisión de Alto Nivel que creó el Ejecutivo, elaborar un programa que indique claramente cómo puede reactivándose una parte del comercio, siempre tomando en cuenta el mantenimiento de un protocolo de sanidad y seguridad para eso, que la propia ONEC presentó.

Lama citó, a modo de ejemplo, muchos asociados que tienen tiendas de venta de ropas y zapatos que no han podido operar por las medidas de distanciamiento dispuestas por el Gobierno.
“Sobre el cierre también ha hablado la gente que tiene ferreterías y plantean que ojalá pudieran tener acceso a la apertura, así sea acogiéndose a medidas sobre cantidad de personas que pueden ingresar a las instalaciones y otras medidas”, indicó. Refirió que supermercados y farmacias han logrado abrir, pero hay otros que han sido afectados por la crisis sanitaria.

Mientras, el economista Espinal dijo que es indispensable que se presente el plan de apertura de negocios. “La economía informal no soporta un largo periodo de cuarentena. De lo contrario, los negocios pequeños abrirán sin tomar las medidas de precaución. Ese plan debe hacerse en los próximos cinco días, e iniciar de inmediato con una planificación bien establecida y un soporte económico del gobierno”, sostuvo.

Desde su punto de vista, en el plano local falta un plan de apertura gradual de los negocios en un periodo no mayor a 60 días y se requiere un plan de inversiones públicas con endeudamiento interno para estimular la demanda a través de empleos en obras y en planes agrícolas intensivos. Espinal plantea que debe permitirse la rápida apertura de la construcción y crear un Fondo de Garantías para el financiamiento de Mipymes a través de Banca Solidaria.

“La apertura gradual de la economía dominicana es necesaria, pero requiere garantizar algunas condiciones que eliminen los riesgos de impulsar la propagación virus y que contribuyan a superar la crisis sanitaria en curso”, explicó Celso Juan Marranzini, presidente de la Asociación de Industrias. El Gobierno estudia un programa de reapertura escalonada de la economía que entre mayo y agosto próximos permitiría reactivar 1.5 millones de empleos. La propuesta, que está a nivel de estudio y fue elaborada por el Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo (MEPyD), es para ser ejecutada en cinco fases, correspondiendo a la primera la mayor activación de empleos, con casi medio millón.

Lo contemplado del lado del Gobierno en fases

La primera y la segunda fases del plan del Gobierno serían las que reactivarían el tercer y segundo mayor número de empleos, y se aplicarían en los meses de junio y mayo. Según un borrador que circula de las “actividades económicas priorizadas y de bajo riesgo”, los renglones cuya apertura se haría en la primera etapa del programa, que se proyectó para el 11 de mayo, serían actividades de limpieza y fumigación, veterinarias, call center, ferreterías, construcción, actividades especializadas en construcción y otras.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

  • Etiquetas
  • d4