PNUD señala diferencias en respuesta médica para hacer frente a virus

Compartir
Organismos advierten que se necesitan más médicos en el país.

Aunque República Dominicana posee un Índice de Desarrollo Humano (IDH) alto, tiene una capacidad de respuesta de servicios sanitarios promedio ante la crisis de la COVID-19, de acuerdo con cifras del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).
Los países desarrollados tienen un estimado de 55 camas de hospital, más de 30 médicos y 81 enfermeras por cada 10 mil personas, en comparación con las 7 camas, 2,5 médicos y 6 enfermeras que en promedio poseen los países menos adelantados.

En el caso de nuestro país, cuyo valor del IDH aumentó de 0.593 a 0.745 de 1990 al 2018, lo que supone un aumento de 25.6%, dispone de 32 camas hospitalarias, 15.6 médicos y tres enfermeras por cada 10 mil dominicanos.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) advierte que se necesitan alrededor de 23 médicos, enfermeras y parteras por cada 10 mil personas para brindar servicios esenciales de salud a la población.

Hace diez años, según la OMS y la Oficina Nacional de Estadísticas (ONE), el número de médicos en el país era de 8.1 por cada 10 mil personas. Es decir, que desde 2009 a la fecha la cantidad se ha duplicado.

En tableros de datos que analizan el nivel de desarrollo, desigualdad y capacidad de los servicios sanitarios, el PNUD también presentó indicadores que reflejan la susceptibilidad de los diferentes países a los múltiples efectos de esta crisis por la COVID-19. “El mayor riesgo lo asumen las personas que actualmente viven en la pobreza”, sostienen.

En República Dominicana el Sistema de Protección Social incrementó en un 85.1% la cantidad de hogares beneficiarios de las transferencias monetarias, pasando de 811,000 a 1.5 millones de hogares, destaca la oficina de ese organismo internacional en el país.

Esto se realizó a través del programa Quédate en Casa, “el cual supone una importante ampliación vertical y horizontal de Progresando con Solidaridad, en el marco de la respuesta a la COVID-19”.

De acuerdo con la entidad, esta medida supone que el 45.7% del total de hogares proyectados por la Oficina Nacional de Estadística al 2020 están cubiertos por la protección social y aproximadamente el 73.5% de los hogares pobres y vulnerables, tomando como referencia registros del Sistema Único de Beneficiarios (Siuben).

El PNUD, asimismo, resaltó que nuestro país enfrenta vulnerabilidad económica debido a la disminución del turismo y las remesas, las cuales representan el 9.3% y 8.4% del producto interno bruto (PIB), respectivamente, y colocan al país en un alto nivel de vulnerabilidad económica ante la crisis de laCOVID-19.

Recientemente, el Observatorio Político Dominicano (OPD) publicó el estudio “Impacto económico de laCOVID-19 en República Dominicana y acciones para paliar la crisis”, donde proyecta que las remesas, el turismo y la inversión extranjera directa serían las actividades económicas más impactadas de manera negativa en el país.

Cifras del Banco Central apuntan que si la pandemia se extiende a junio de 2020 las pérdidas en el sector turismo serían 400 millones de dólares.El pasado año la crisis de reputación del turismo que sufrió el país dejó pérdidas similares.

También, el PNUD analizó el acceso a internet de 189 países en este contexto. Al respecto arroja que nuestro país cuenta con 84.1 suscripciones de teléfono móvil por cada 100 personas y con 7.5 suscripciones de banda ancha fija por cada 100 personas.

El organismo indicó que la actual pandemia “no es solo una emergencia sanitaria mundial. Es una crisis sistémica del desarrollo humano cuyo impacto sin precedentes es evidente en las dimensiones económicas y sociales del desarrollo”.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir