PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

“Sacrificamos a la familia y ellos lo entienden”

Santo Domingo. Como cada año los agentes de la Fuerza Aérea de República Dominicana se suman al operativo que elabora el Centro de Operaciones de Emergencias (COE) para preservar vidas durante los días feriados de Semana Santa.

Sin embargo, por la naturaleza de la institución, los soldados del aire están más que preparados para enfrentar cualquier eventualidad que pudiera presentarse, por lo que no requieren entrenamientos especiales.

El coronel piloto de la Fuerza Aérea, Mario Rivas, explicó a elCaribe que todo el  año los agentes están dispuestos a brindar servicios en caso de cualquier emergencia.

Te recomendamos: Emergencias en ambulancia: Ellos podrían salvar tu vida en Semana Santa

En la Semana Mayor donde un gran número de familias salen de vacaciones, disponen de tres helicópteros cada uno compuesto por una tripulación de piloto, copiloto, técnico de aviación, dos o tres rescatistas y aeromédico.

Las aeronaves que sobrevuelan todo el país están distribuidas de la siguiente manera: una en San Isidro, para vigilar el Gran Santo Domingo; otra en la región Sur y la tercera en la Base Aérea de Puerto Plata para cubrir toda la zona Norte.

“Dependiendo de la urgencia y el alerta que se pueda generar, los helicópteros realizan varios tipos de emisiones, donde se involucran a los demás organismos de respuesta y dependiendo del lugar, se trasladan hacia ese perímetro”, explicó.

Los rescatistas

A diferencia de otras instituciones como la Defensa Civil, donde hay voluntarios, los rescatistas que laboran en este operativo son designados.

“Como estamos compuestos por un grupo de hombres y mujeres, se realiza una lista de servicio donde se agendan los tipos de servicios y tienen que estar prestos las 24 horas para cualquier emisión que llegue”, explicó el piloto Rivas.

Los 25 soldados que son designados en los operativos deben tener una edad entre los 18 a 40 años, aunque la antigüedad, la experiencia en el servicio y la salud es prioridad para este tipo de misión.

La tripulación además, debe tener niveles básicos de primeros auxilio o atención primaria.

“Nuestros rescatistas están en la capacidad de hacer ciertas intervenciones como canalizar al paciente, verificar su estado y darle las atenciones primarias que ayuden a preservar la vida hasta que sea trasladado a un centro asistencial de mayor envergadura”, informó el agente.

Emergencias

Rivas, quien también es el encargado de Relaciones Públicas de la Fuerza Aérea, citó entre las emergencias más comunes, el rescate de bañistas, de barcos a la deriva, traslados aeromédico, en caso de accidentes de tránsito; rescate a personas que realizan actividad de senderismo, entre otros.

Toda esta labor se realiza con la coordinación del COE, Defensa Civil,  Cruz Roja y Dirección General de Seguridad de Tránsito y Transporte Terrestre (DIGESETT) entre otros organismos que forman parte del operativo y que pueden llegar a lugares donde los helicópteros no tienen acceso.

Hay factores que inciden para que una emergencia sea más complicada que la otra. Rivas puntualizó que tiene que ver con el lugar y el acceso, es decir, alta mar (con víctimas dispersas donde hay que prestar la misma atención a todos), condiciones ambientales y el tipo de persona en peligro (un niño, mujer embarazada, una persona ebria, etc.) empero, resaltó que cada emergencia presenta sus propias características aun sea de la misma naturaleza.

“Dependiendo de lo que presenten vemos si es viable hacer el rescate y traslado por las hemorragias que puedan presentar. Todo toma tiempo pero cada segundo cuenta para mantener a salvo el paciente, es por eso que debemos tener claro a qué centro asistencial se va llevar el paciente”, detalló el coronel.

Piloto Rivas

Para el  coronel piloto Mario Rivas, quien está al frente de la aeronave  UH-1H, representa un gran reto llevar sobre sus hombros la responsabilidad de comandar un equipo, pero además, saber que muchas vidas en gran parte del país y la de su propio equipo están en sus manos.

“Somos un equipo y lo que yo haga mal se puede reflejar en todos y por eso debo ser consciente para hacer las cosas bien y poner en práctica todo el entrenamiento que se me ha dado”, indicó.

Al disponer de sus servicios para el bienestar del país, Rivas sacrifica a su familia, quienes según dijo, están consciente del compromiso que ha asumido con la patria.

“Nuestras familias saben el compromiso que tenemos (…) Es un sacrificio que aunque no estoy con mi familia, ellos entienden que eso es lo que soy, es lo que hago, es lo que me apasiona, luego de esto estaré con ellos, habrá tiempo para eso, pero este es mi deber”, expresó.

Llamado

Ante todo este sacrificio que hacen los agentes de la Fuerza Aérea, Rivas hace un llamado a la prudencia a toda la población. Indicó que aunque están dispuestos a rescatar, no quisiera que se presente ninguna emergencia.

Dijo que aunque la República Dominicana es un país de gente alegre, existen muchas formas de disfrutar de este tiempo libre, que invita a reflexionar.

“No queremos rescatarlos, estamos dispuestos a esto, pero en este tiempo de reflexión encomienden sus familias a Dios. Hay muchas formas de disfrutar de este tiempo libre con moderación y prudencia”, exhortó Rivas.

Subrayó que la Fuerza Aérea está dispuesta a emplear a sus hombres y mujeres para proteger y dar asistencia a los ciudadanos.