SCJ se reserva el fallo caso de joven madre condenada

    La Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia se reservó el fallo del recurso de casación interpuesto por una joven madre, condenada a 30 años de prisión, tras grabarse simulando asfixiar a su bebé como forma de presionar al padre para que responda económicamente.
    A pesar de que el padre de la bebé desistió de la querella, Belkis Brazobán, de 26 años, fue condenada por barbarie y tortura en junio de 2019 y en enero del año pasado una Corte de Apelación le ratificó la pena.

    Con el recurso de casación, sus abogados, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos y sus familiares esperan que la Suprema modifique esta condena y se declare la pena cumplida “sobre la base de que el elemento no fue tan grave”.

    Los defensores de la joven madre, que guarda prisión en el centro penitenciario Najayo Mujeres, explicaron que en caso de que los jueces de la Segunda Sala no modifiquen el fallo, piden casar la sentencia y enviarla a una Corte de Apelación como establece el debido proceso.

    Envían carta a la SCJ y la PGR

    A principios de este mes, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos y familiares y vecinos de Belkis, mediante una carta remitida al presidente de la Suprema Corte de Justicia, Luis Henry Molina, y a la procuradora Miriam Germán, pidieron que se preste atención a este proceso judicial.

    Ese día, la madre de Belkis, la señora Cecilia Brazobán, pidió a las autoridades que le den una oportunidad a su hija, ya que explicó que la joven se grabó simulando asfixiar a la bebé para que el padre, Benerio Jean, se responsabilizara económicamente, pues nunca se hizo cargo de la misma.

    Brazobán es de ascendencia haitiana e indocumentada. Sus defensores se amparan en esto para asegurar que es una de las razones por las que le impusieron la condena.

    Mantente informado!

    Recibe en tu correo actualizaciones diarias
    de las noticias más importantes de la actualidad.