Vincula hechos delictivos al fin de restricciones

Ante denuncias de los ciudadanos en barrios del Gran Santo Domingo, la Policía ha tenido que reforzar la vigilancia. Kelvin Mota
Mientras la Policía afirma que el raterismo disminuyó en un 24 %, Finjus pide monitorear la situación y reforzar acciones

A raíz de los últimos hechos delictivos y las modalidades que se han implementado para los robos, hurtos y atracos en el país, la Fundación Institucionalidad y Justicia (Finjus) urgió ayer el monitoreo de las autoridades a la situación al considerar que existen señales de que estas están relacionadas al fin de las medidas restrictivas por la covid-19, a la reapertura económica y a los problemas que surgieron por la pandemia que aún prevalecen.

Aunque la organización reconoció que la inseguridad se viene arrastrando desde hace varios años, manifestó, de igual forma, que en la actualidad la sociedad dominicana se siente muy preocupada por la percepción de inseguridad que se vive en las calles, ya que se produce en el marco de los efectos económicos y sociales derivados de la pandemia mundial por covid-19 y por tanto, sugiere de manera urgente que las autoridades dispongan el aumento de los controles y patrullaje policial en las zonas donde se han cometido frecuentemente los delitos de raterismo señalados y se establezcan mecanismos de comunicación adecuados para orientar a la ciudadanía sobre este fenómeno.

“Aunque todos recordamos que a lo largo del 2019 vivimos olas de vandalismo y delincuencia común que llamaron la atención incluso a los medios de comunicación, en este momento produce indignación en la forma abierta como estos delincuentes han actuado. La pandemia por covid-19 ha transformado muchos aspectos de la vida cotidiana de las personas y ha cambiado las rutinas de trabajo y ocio, sobre todo después de permanecer más de un año en medio de medidas estrictas de confinamiento para limitar el contagio. En ese período también cambiaron los eslabones de la cadena criminal, dando como resultado que entre marzo de 2020 y junio de 2021 hubo un ligero descenso de raterismo, hurtos y arrebatos en las vías públicas”, sostiene.

Según la Finjus, en el país se observa que inmediatamente fue levantado el toque de queda se ha producido un relajamiento del control policial sobre algunas zonas, lo que a su parecer, parece estar relacionado con un incremento del fenómeno de pandillas de motoristas asaltando en las calles de barrios populares y de clase media, sobre todo en el Distrito Nacional.

“Hechos parecidos se registraron por ejemplo en New York, especialmente en la zona del Alto Manhattan, donde ha habido un recrudecimiento de la violencia, los tiroteos y los asaltos en la vía pública luego del levantamiento de las restricciones a la circulación”, indica.

Se necesitan estudios profundos

“Aunque estos fenómenos tienen que ser estudiados más profundamente, todo parecería indicar que en el período poscovid habrá un aumento de la violencia y la criminalidad en la región latinoamericana, como efecto del desempleo y la deserción escolar. Afortunadamente el pronóstico para el desarrollo económico del país es mucho más favorable que en el resto de la región, dando lugar a mejores oportunidades para que el Estado siga avanzando en la creación de políticas públicas en seguridad ciudadana y combate de la criminalidad que sirvan de base a los programas de prevención del delito”, agrega.

De acuerdo al vicepresidente de la Finjus, Servio Tulio Castaños Guzmán, queda pendiente un estudio más profundo para determinar la relación entre pandemia y criminalidad, que permita establecer cómo estas variables interactúan y cómo pueden establecerse estrategias policiales y de seguridad ciudadana más efectivas para prevenir estos desafueros y actos vandálicos, en un marco de respeto a la legalidad y con el apoyo de la ciudadanía.

Afirma delitos de ratería han disminuido en un 24 %
Ante la fuerza que ha tomado el tema de la delincuencia y la criminalidad en las últimas semanas, el director de la Policía Nacional, Edward Sánchez González, informó ayer que el promedio mensual de los delitos de ratería ha bajado un 24 % en todo el país, desde 7,853 durante el 2019, último año previo a la pandemia, a 5 mil 993 en los primeros ocho meses del 2021.

Los delitos clasificados de ratería son los atracos, arrebatos, hurtos y roturas para penetrar en casas y edificios y hurtar cosas de poco valor con maña y cautela. De estos, dijo el alto mando policial, en el 2019 se registraron 94 mil 239, la gran mayoría de ellos en el Distrito Nacional (más de 20 mil) y en la provincia Santo Domingo (más de 43 mil).

Detalló que en los demás delitos clasificados como “ratería”, en los casos de atracos el promedio mensual bajaron de 2 mil 728, en el año 2019, a 1,946 en los meses enero-agosto del 2021; en los arrebatos, el promedio pasó de 910 al mes a 803; los hurtos de 2,728 mensuales a 2,160, y las roturas bajaron de mil 487, en promedio mensual, en 2019, a 1,083 en lo que va del año en curso. Sánchez González informó que en los primeros ocho meses del año la Policía ha registrado 37 mil 526 casos, de los cuales ya ha resuelto 22 mil 188 (59 %) y ha llevado a la justicia a 15,831 personas. En los primeros cuatro meses el promedio de cierre de casos supera el 53 %, y en los otros cuatro meses ha superado el 60 %.

Trabajo conjunto con Defensa

En un informe difundido ayer, el director de la Policía Nacional agradeció el apoyo que recibe del Ministerio de Defensa para mantener los operativos de prevención y persecución del delito en todo el país, principalmente en el Gran Santo Domingo, Santiago y las ciudades con mayor número de habitantes; diariamente más de 4,000 soldados participan en el programa de apoyo a la Policía Nacional.

El ministro de Defensa, Carlos Luciano Díaz Morfa, dijo que la pandemia ha demandado el mayor operativo de apoyo a la Policía para cumplir su labor de seguridad y que junto con el Ministerio de Defensa apoyan los programas del Ministerio de Salud relacionados con al coronavirus.

El informe de estadísticas compiladas por el C5i del Ministerio de Defensa, en colaboración con la Policía, indican que en los meses agosto 2020 a julio del 2021 los retenes y patrullas ejecutados por agentes del cuerpo del orden con apoyo de personal militar, registraron 1.3 millones de personas en todo el país (suma que representa alrededor del 10 % de la población), un promedio diario de más de 4,500 personas. Además, detuvieron 240,081 personas (777 promedio diario) y 1,856 indocumentados. l

PN dice sigue trabajando en reformas de seguridad

Además del trabajo realizado por la Policía Nacional para lograr bajar la criminalidad y la delincuencia en el país, el director del cuerpo del orden aseguró que la institución sigue avanzando en aspectos de la reforma policial y ampliando el Plan de Seguridad Ciudadana. El mayor general Edward Sánchez González dijo que igualmente un equipo de expertos trabaja para establecer nuevos mecanismos que faciliten a los ciudadanos colaborar en le persecución del delito, simplificando el proceso de recibir y dar seguimiento a las denuncias y querellas que se presentan. Sostuvo que desde que asumió esa posición ha trabajado para corregir las debilidades institucionales encontradas en las diferentes áreas de la institución.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.