El pueblo le dio una descomunal despedida a Johnny Ventura

Las expresiones de amor, cariño y duelo acompañaron a los restos de Johnny Ventura hasta su última morada, en el cementerio Cristo Redentor.
Los novenarios comenzaron ayer en la Parroquia Divina Providencia, ubicada en la calle Luis Amiama Tió, de Arroyo Hondo. Las misas serán a las 6:30 p.m.

La familia Ventura se desprendió de la mitad de su corazón cuando sepultó el sábado a su amado Johnny Ventura en el cementerio Cristo Redentor, en medio de una descomunal manifestación de duelo de un pueblo que despidió como pocas veces lo ha hecho a una figura del arte y la política dominicana.

“Estamos en estos momentos con la mitad del corazón, el otro lo vamos a dejar aquí esta noche, en nombre de 51 años, casi 52, que me hizo vivir los momentos más felices de mi vida, que me ayudó a forjar una familia hermosa, con principios y mucho valor”, expresó la viuda de “El Caballo Mayor”, Nelly Josefina Flores (Fifa), tras agradecer al pueblo y a la clase política por su apoyo en estos días difíciles por la muerte de su marido.

“Hoy quedé rendida con el apoyo digno que el pueblo le dio a mi esposo”, agregó rodeada de cientos de personas que la acompañaron hasta la tumba. Con la tristeza a cuesta le pidió a sus hijos seguir el ejemplo de su padre y “que nunca se tuerzan por ningún camino, porque él no hizo eso, sino que les enseñó a ser hombres y mujeres de bien”.

El carro fúnebre llegó al cementerio con los restos del legendario merenguero a las 7:50 de la noche, casi cuatro horas después de lo programado, luego de salir del Palacio de los Deportes y hacer un recorrido por Villa Juana, el sector que vio nacer y crecer a su ídolo musical, quien falleció el pasado miércoles, a los 81 años.
A la cancha del Centro Olímpico “Juan Pablo Duarte” asistió el presidente de la República, Luis Abinader, en compañía de su esposa, Raquel Arbaje, y una batería de sus ministros y colaboradores más cercanos. Además, figuras del arte como Sergio Vargas, Ramón Orlando, Kinito Méndez, Manny Cruz, Silvio Mora, Michel “El Buenón” y René Solís. Otras personalidades de la política y del espectáculo local e internacional, así como ciudadanos de a pie, llegaron a este aforo para rendir homenaje a uno de los cantautores dominicanos más trascendentales de todos los tiempos. “Una de las cosas que más recuerdo y más agradezco del maestro Juan de Dios es que tuve la dicha de que abriera la puerta de su casa y de su familia para mi señora, para mis hijos, para mi familia, y eso a mí nunca se me va a olvidar”, evocó el cantante boricua Gilberto Santa Rosa.

Leonel Fernández ofreció el panegírico ante un gran público que no dejaba de corear “Johnny, Johnny”.

El famoso salsero, al igual que Los hermanos Rosario, Hony Estrella, Mariasela Álvarez, Nuria Piera, Michael Miguel y Domingo Bautista, entre otros, dedicaron emotivas palabras en el funeral público que fue transmitido por televisión y redes sociales, bajo la producción de Edilenia Tactuk. Uno de los momentos más emotivos fue cuando Jandy Ventura hizo sonar la orquesta de su difunto padre para cantar “Merenguero hasta la tambora” y “La agarradera”, entre otros, en compañía de Roberto del Castillo, Junior Toribio, René Solís, Michel “El Buenón” y Silvio Mora.

También, sacó fuerza para decirle algo a “aquellos que no me han visto llorando mucho en el día de hoy”. “Yo me he pasado todos estos días llorando y hoy me llegó un mensaje de mi papá donde me pidió que no llorara y yo hoy no quiero llorar, porque yo lo obedezco hasta en la muerte”, manifestó emocionado.

Fifa llora sobre los restos de su esposo, Johnny Ventura, mientras su hijo Jandy canta en el Palacio de los Deportes.

Una descomunal expresión de duelo se produjo más tarde, cuando el cortejo fúnebre se dirigió hacia Villa Juana, donde Ventura vivió muchos años de su niñez y adolescencia, y en otros sectores por los que el coche tuvo que cruzar para llevar los restos del artista al camposanto.

En todo el trayecto, el tráfico avanzó a paso lento, debido a la gran cantidad de vehículos, motores, bicicletas y personas a pie que se unieron a la procesión. Haciendo sonar las canciones que convirtieron a “El Caballo Mayor” en la más importante figura del merengue de todos los tiempos, bailando en las calles, lanzando flores blancas, tomando fotos con sus celulares, mostrando mensajes de gratitud y agitando la bandera nacional desde las aceras, puertas, ventanas y azoteas de centros comerciales y residencias, una marea humana acogió los restos mortales del multipremiado merenguero tan pronto se acercó el carro fúnebre a la barriada.

El presidente Luis Abinader y su esposa, Raquel Arbaje, fijan sus miradas al cuerpo inerte de Johnny Ventura.

Todas esas expresiones de amor, cariño y duelo fue igual en cada kilómetro hasta llegar al cementerio Cristo Redentor, donde Johnny Ventura recibió cristiana sepultura, en un nicho que tiene la familia justo al lado de la tumba del inolvidable líder José Francisco Peña Gómez.

Una marea humana se unió al cortejo fúnebre, alcanzando más intensidad desde que tocó Villa Juana.

“Tenía un don natural... un carisma sin paralelo”

Al pronunciar el panegírico en el cementerio Cristo Redentor, el expresidente Leonel Fernández sostuvo que no es posible concebir la historia de República Dominicana sin el nombre de Johnny Ventura. “Johnny Ventura tenía un don natural, una gran sonrisa, una presencia cautivante, un carisma sin paralelo y con eso conquistó el corazón del pueblo dominicano”, dijo en medio de los coros de la multitud que decían “Johnny, Johnny”.
Leonel afirmó que esta manifestación de la gente es la expresión “más inequívoca de amor profundo del pueblo dominicano hacia Johnny Ventura”.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.