PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO
El sábado fue el Día de Ucrania en el Marché du Films, principal espacio de negocios del Festival de Cannes

El sábado fue el Día de Ucrania en el Marché du Films, principal espacio de negocios de la industria del Festival de Cannes. En ese marco se realizó una conferencia que discutió las oportunidades de reconstrucción de la industria en ese país.

“Quiero traer muchas películas a Ucrania”, dijo la productora Molly Conners, de Phiphen Pictures, quien se había estado preparando para filmar la película Karski, una película biográfica de un luchador de la resistencia polaca durante la Segunda Guerra Mundial, en Kiev antes de la pandemia y cuya consecución fue interferida también y sobre todo por la guerra. “Me encantan los cineastas de allí, es un lugar maravilloso para trabajar”, afirmó.

Para aquellos que intentan hacer negocios con colegas ucranianos en el festival, lidiar con el impacto de la guerra requiere un delicado equilibrio. En las reuniones, Conners manifiesta: “Ellos dicen: ‘Me gustaría hablar contigo sobre cine y música, pero primero tenemos que vivir y superar esta guerra. Y luego reconstruimos’”.

La lógica es aplastante.

Barzakh o barzaj, significa en árabe limbo, el estado intermedio entre dos cosas. En el Corán, es el intervalo entre la muerte y el día del juicio final. Y es también el título de uno de los trabajos del cineasta lituano Mantas Kvedaravičius, quien realizó esa película en el 2011, seguida de Mariupolis (2016) y Parthenon (2019).

Mariupolis 2 (2022), cuyo estreno mundial ha ocurrido en el Festival de Cannes, es el título de su obra póstuma.

Kvedaravičius fue capturado y asesinado por el Ejército ruso en Mariupol a principios del pasado mes de abril.

Su novia Hanna Bilobrova, que estaba con él en ese momento, pudo recuperar las imágenes filmadas allí y las editó con la editora de Mantas, Dounia Sichov. La película póstuma de Kvedaravičius se titula Mariupolis 2, y era imprescindible mostrarla en el Festival de Cannes, que ha sido un bastión desde la misma inauguración en contra de la invasión rusa a Ucrania.

“Es un honor presentar el trabajo reciente de Mantas. Es genial que el festival honre su legado y su trabajo como cineasta y antropólogo”, dijo Hanna Bilobrova, mientras luchaba por contener las lágrimas.

“Estábamos decididos a mostrarlo”, dijo el presidente del festival, Thierry Fremaux, y señaló que los organizadores se mostraron “muy firmes” en su oposición a la guerra.

Fremaux señaló una insignia en su pecho que llevaba un mensaje contra la guerra y dijo: “Creo que todos comparten esta posición, excepto Putin”.

Mariupolis 2 se proyectó el jueves 19 de mayo en el Teatro Buñuel a las 11:30 horas y el viernes 20 de mayo a las 11:00 horas en el Teatro Agnès Varda para la prensa.

En 2022, Mantas Kvedaravičius regresó a Ucrania, en el Donbass, en el corazón de la guerra, para estar con las personas que había conocido y filmado en 2014 y 2015. Tras su muerte, sus productores y colaboradores han puesto todas sus fuerzas para seguir transmitiendo su obra, su visión y sus películas.

El también doctor en antropología Mantas Kvedaravičius quiso dejar testimonio como cineasta “lo más lejos posible de la agitación de los medios y los políticos”. De ese modo, con gran fuerza y sensibilidad, Mariupolis 2 retrata la vida en medio de los bombardeos y revela imágenes que transmiten tragedia y esperanza.

El documental muestra la vida en un barrio de Mariupol sitiado, con constantes explosiones y disparos que por momentos suenan a quemarropa.

Los espectadores son llevados al interior de una iglesia metodista, donde se han refugiado decenas de personas, incluidos ancianos y niños. Los hombres barren los escombros en el patio de la iglesia y buscan un generador de electricidad. Visto desde las ventanas rotas de los edificios bombardeados, el horizonte está bordeado de columnas de humo al anochecer y salpicado de fuegos distantes.

“Es como una familia creada por la comunidad. Son como, si van a morir, intentan hacer algo bueno para la comunidad”, expresó la codirectora del filme.

Nota sobre la sinopsis

¿Sabes qué es lo más extraordinario de Mariupol? Ninguno de sus habitantes temía a la muerte, incluso cuando estaba allí. La muerte ya estaba presente y nadie quería morir en vano. Las personas se apoyaban mutuamente con peligro de sus vidas. Fuman y charlan afuera, a pesar de las bombas. No quedaba dinero y la vida se había vuelto demasiado corta para ser recordada, por lo que la gente estaba contenta con lo que tenía y superó sus límites. Ya no había pasado ni futuro, ni juzgar, ni implicar nada. Era el cielo en el infierno, las delicadas alas de la mariposa revoloteando más y más cerca unas de otras, el olor de la muerte en su cruda dimensión. Era el latido de la vida”.

La productora Nadia Turincev y la directora Hanna Bilobrova.

Ficha técnica

Título: Mariúpolis 2
Tiempo: 1h45min
Dirección: Mantas Kvedaravičius y Hanna Bilobrova
Producida por: Uljana Kim, Mantas Kvedaravičius y Hanna Bilobrova, Nadia Turincev y Omar El Kadi, Thanassis Karathanos
Productoras: Studio Uljana Kim (Lituania), Extimacy Films (Lituania), Easy Riders Films (Francia), Twenty Twenty Vision (Alemania)
Montaje: Dounia Sichov y Hanna Bilobrova
Diseño de sonido: Nicolás Becker
Edición y mezcla de sonido: Eran Kerzanet, Rana Eid, Rob Walker

Posted in A & E, Destacado
agency orquidea

Más contenido por Alfonso Quiñones