“Las niñas” triunfa en los Premios Goya más tecnológicos

Pilar Palomero y el equipo de “Las Niñas” celebran el triunfo.

Las niñas, la historia de pérdida de inocencia ambientada en la Zaragoza de 1992 que dirige Pilar Palomero, triunfó este sábado en la 35 edición de los Premios Goya, que se recordarán como los de la pandemia, con los nominados conectados por vía telemática y estrellas de Hollywood dejando mensajes de apoyo.

La cinta de Palomero se llevó los premios a mejor película, mejor dirección novel, guion original y fotografía en una ceremonia que tuvo como sede presencial el Teatro Soho de Málaga y a Antonio Banderas y María Casado como maestros de ceremonia. El premio a mejor película lo entregó Ana María Ruiz López, la enfermera que ideó la biblioteca del hospital de campaña de Ifema (Madrid), cuando se desató la pandemia.

“Qué bonito recibir un premio de una persona como tú”, dijo Valerie Delpierre, productora de la película aragonesa, quien agradeció a la Academia de Cine junto con el también productor Alex Lafuente, que se hiciera esta ceremonia entre presencial y telemática, así como a todos los que han hecho posible esta película que le ha permitido ser “mejor persona”.

Protagonizada por Andrea Fandos y Natalia de Molina, Las niñas se cuenta en el contexto de la España de 1992, donde se viven los fastos y la modernidad de la Expo y las Olimpiadas, mientras la vida real continúa en un tradicional colegio de monjas de Zaragoza.

Buenas historias

Producida por Las Niñas Majicas, A.I.E., Inicia Films y Bteam Producciones, escrita y dirigida por Palomero (Zaragoza, 1980), habla de la adolescencia, del viaje a la madurez, de los prejuicios, de la modernidad y de las tradiciones, del amor filial y de la amistad, en un entorno provinciano que refleja una historia universal. Entre el resto de los premiados de la noche, Salvador Calvo ganó el Goya al mejor director por Adú, una historia sobre inmigración que el público ha respaldado masivamente en las salas -se estrenó antes de la pandemia- y que obtuvo también los premios de mejor sonido, dirección de producción y actor revelación para un extasiado Adam Nourou.

Como apuntaban las quinielas, Mario Casas se llevó su primer Goya al mejor actor por No matarás, mientras que el de mejor actriz protagonista fue para Patricia López Arnaiz por Ane, opera prima del vasco David Pérez Sañudo. Ane, ambientada en una Vitoria inmersa en la lucha callejera, ha sido otra de las grandes vencedoras, al alzarse también con el premio al mejor guion adaptado y el de mejor actriz revelación para Jone Laspiur.

Fernando Trueba ganó para Colombia su primer Goya iberoamericano al imponerse con El olvido que seremos a las representantes de México (Ya no estoy aquí), Chile (El agente topo) y Guatemala (La llorona). Agradeció el galardón a todo el equipo, y resaltó lo “maravillosa que había sido la experiencia de viajar a Colombia para hacer una película sobre un médico que luchó por la medicina pública y el acceso de todo el mundo a la sanidad”.

La gala menos vista de los últimos 15 años

La entrega de los Premios Goya 2021 presentada por Antonio Banderas y María Casado en La 1 de TVE, con una cuota de pantalla del 15,6 % y 2.482.000 espectadores de audiencia media, ha sido la gala menos vista de los últimos 15 años. Pero, según el informe de Barlovento Comunicación, con datos de Kantar, la gala fue la emisión más vista del día y fue líder en su franja de emisión, consiguiendo más de 7 millones de audiencia acumulada.

El minuto de oro se registró a las 22:43 horas con más de 2,7 millones de espectadores atentos a la gala.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.