PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

Músico, compositor e intérprete, el joven artista Max Borghetti tiene la pasión de la música desde siempre. «Es un don», dice «desde hace algunos años estoy centrado en esto», dijo a elCaribe.

Su objetivo: proponer temas con alta calidad. Melodías pegajosas, refrescantes y que enganchen son su sino y a la vez su carta de presentación. Temas con letras limpias que hablen del amor o el desamor.

Dentro de las credenciales, después de pinchar en Santo Domingo en el colegio donde estudió, continuó intentándolo en bares y fiestas privadas. Su padre se mortificaba porque decía que pasaba la mayor parte del tiempo metido «en el cuarto de trabajo ese, bregando con las computadoras y haciendo esa música» que a veces él no pensaba que tendría éxito.

Hace algo más de un año Max Borghetti reside en Italia, cerca de Florencia junto a su familia. Desde allí su padre, el reconocido gastrónomo Massimo Borghetti y su mamá, María La Del Mandil, hacen cada semana su programa televisivo Saber del Sabor, hablando de gastronomía en un divertido show a través de CDN, canal 37. Al elenco se ha sumado la hija mayor del gastrónomo, que siempre le esperó en Italia.

Max, con nueva calidad de vida, nuevas experiencias vitales y nuevas influencias, se erige ahora como un excelente músico que se vale de sus conocimientos tecnológicos y de su sensibilidad para proponer canciones bien estructuradas y resueltas como Cuando me ves, que entrega en un featuring con FRDNS, con 123, 581.

Max Borghetti ha lanzado en Spotify su primer EP, que cuenta con los temas Mi señorita, con más de 655 mil vistas; Uno para el otro, con casi 203 mil vistas; Periódico del Ayer, con casi 138 mil; y Flaquita con 49 mil. Entre todas combinadas, acumula más de 1 millón de vistas.

Max es un artista del buen gusto. Ese es su valor intrínseco, sin contar con que las melodías son pegajosas y frescas. Dominicano e italiano, Max ha remontado su carrera a otro nivel. ¡Enhorabuena!

Posted in A & E, Gente
agency orquidea

Más contenido por Alfonso Quiñones