PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO
Yellow Outlet: el dúo más electrizante y amarillo de Santiago
Yellow Outlet: el dúo más electrizante y amarillo de Santiago

Yellow Outlet: el dúo más electrizante y amarillo de Santiago

María y Cristian demuestran a través de su música en Yellow Outlet que el talento local puede brillar desde cualquier género Más allá de la bachata, el merengue o el dembow, hay una generación de artistas creando música en otros ritmos, que los posicionan en el gusto popular local e incluso internacional, demostrando que el […]

María y Cristian demuestran a través de su música en Yellow Outlet que el talento local puede brillar desde cualquier género

Más allá de la bachata, el merengue o el dembow, hay una generación de artistas creando música en otros ritmos, que los posicionan en el gusto popular local e incluso internacional, demostrando que el talento dominicano está brillando desde otros géneros como el pop, rock, alternativo, indi, entre otros que derivan de estos.

El dúo santiaguero Yellow Outlet, conformado por María Taveras y Cristian Guillén, forma parte de ese grupo de artistas que han venido trabajando en esa escena alternativa a nivel local.

La voz de María es dulce y relajada, que con facilidad puede camuflarse en la melodía del ritmo en sus canciones. La producción de Cristian es una mezcla de todo lo que escucha “reggaetón, pop y rock”, y que nace meramente desde el sentimiento. Juntos son esa energía amarilla, positiva y electrizante que vibra desde Santiago de los Caballeros y que da carácter a su nombre: Yellow Oulet.

Lo curioso de la selección de ese nombre, es que no fue hasta el desarrollo de su carrera que entendieron lo que significaba para ellos esa salida o fuente de energía eléctrica amarilla. En una entrevista para elCaribe revelaron que surgió al azar, porque necesitaban nombrar su proyecto para poder subir su música a la plataforma, y ese “se escuchaba cool”.

“No me gustaba mucho después y queríamos cambiarlo pero le dio como carácter al proyecto y le cogimos cariño también. No hay forma de cambiarlo ya. Eso son significados que fueron cobrando con el tiempo. Empezó como simplemente un nombre para llenar un espacio en un formulario. Después, tocando y conociendo más el proyecto, fue cuando nos dimos cuenta qué significaba para nosotros”, explicó María.

Su proceso creativo tiene mucho de trabajo en equipo. Cristian produce y María escribe. “A veces le ayudo a María en la melodía de la letra y ella me ayuda en la pista y vamos trabajando como un equipo”, señala Cristian. No es algo nuevo para ellos, ya que juntos pertenecían a otro grupo en el que también tenían esa sinergia a nivel artístico y decidieron empezar este nuevo proyecto como dúo tres años atrás.

De manera individual, el primer contacto entre María y la música, se da a través de su afición. “Yo siempre he escrito historias. Me gustaban mucho los cuentos y la poesía principalmente, creo que de ahí nace eso. Es una curiosidad extrema por el arte. Yo respiro arte. Comencé a cantar a los 13 y la gente me decía que lo hacía bien, entendí que sí y le cogí cariño”.

A Cristian los instrumentos siempre le han causado curiosidad y dice que desde que tiene memoria, a su familia, siempre le ha gustado escuchar música de cualquier género. “Empecé en este mundo con instrumentos de juguetes, desde pequeño se me dio esa vena artística porque todas las canciones las sacaba de oído. Tocaba con un piano de juguete y desde niño he sido muy inquieto y que inventa mucho. Es una relación que tiene la producción: inventar y crear con la música. Por eso me incliné a la producción”.

La música de Yellow Outlet toma la experiencia de cualquier persona como inspiración. María explica que se inspira en las personas y en cualquier cosa que les pase y lo romantiza en una canción. “Me gusta transformar esas experiencias en algo que tú quisieras escuchar en una canción, si me cuentas algo, probablemente termine en un disco”.

Una de las filosofías en las que se fundamenta el proyecto es que para ser un artista que represente la República Dominicana, no necesariamente tiene que ser desde los géneros más conocidos.

Cristian señala que es un reto “lidiar con las personas que dicen que aquí solo se puede hacer bachata, merengue, o dembow o que las canciones deben tener elementos dominicanos porque eres dominicano. Pero en verdad, por el hecho de tu ser de aquí y hacer pop, ya la esencia dominicana está ahí adentro, aunque no suene una güira o una tambora”.

Su música en festivales



Con títulos como “Lluvia eléctrica”, “Sueños sobre ti”, “Gravedad”, “Musas”, entre otras, se han abierto camino en algunos festivales de música en el país. El más reciente fue The Pinneapple Ball, donde volvieron a confirmar que a la gente le gusta su música y que la están consumiendo. “Nos hemos sorprendido mucho porque nos están invitando a festivales (Pinneapple Ball, Isle of Lights, Solo Fest). En este, cuando bajamos de tocar, nos pidieron fotos y nos decían que nuestra música es chulísima y eso es increíble”, contó Cristian.

Ella agregó que ver a la gente cantando sus canciones de principio a fin, es algo le eriza la piel. “Oír a las personas cantando, moviendo la boca con cada letra de la canción, me da deseos de llorar cada vez que lo vivo. Es muy emocionante ver la gente apoyándote”.

El norte del dúo es no caer en lo mismo y seguir inspirando a otros para que se motiven a exponer su talento. “El hecho de nosotros atrevernos, motiva a otros a hacerlo. Hay gente que tienen mucho talento pero tienen miedo y quizás viéndonos a nosotros lo intenten”.

Escena alternativa en República Dominicana

El dúo percibe que la escena de la música alternativa, el pop y el rock, está creciendo mucho en el país. Para María, se debe a que “otros grupos han abierto esa puerta para que lo que están iniciando ahora entren”. Otra razón es porque quienes invierten en la música y organizan en este tipo de eventos, “buscan resaltar la localidad y quieren que el público se sientan representado con los artistas que hacen música desde su casa, desde aquí, RD”.

Para Cristian es el hecho de que la gente está abriendo la mente y están abiertos a escuchar de todo. “Ahora los jóvenes no tienen esa mentalidad cerrada de que si escucho rock no puedo escuchar reggae, eso es algo que ha favorecido a la escena. También que están haciendo más festivales y ahora todo el mundo tiene un espacio”.

Posted in A & E
agency orquidea

Más contenido por Patria Urbáez