Álvaro Martínez Bueno: “Ilustrar es más que un entretenimiento, es un arte”

Compartir
ilustración de Batman, de Álvaro Martínez Bueno. Iciar Palacios
El ilustrador de Batman, recomienda a los jóvenes trabajar duro y mostrar siempre su trabajo.

Si hacemos un ejercicio mental y mencionamos el nombre de Batman, nuestro cerebro lo asocia a la Liga de Justicia, murciélagos e, incluso, a Bruce Wayne; pero si mencionamos a Álvaro Martínez Bueno, pocos darán con la relación entre este ilustrador español y el mítico superhéroe. En la actualidad su obra la podemos ver en la editora estadounidense Detective Cómics (DC Cómics), siendo uno de los más notables ilustradores del ídolo de Ciudad Gótica.

Su primer trabajo fue ilustrar 12 páginas para el cómic número 10 de la serie Harbinger. Luego pasó a Marvel Cómics para dibujar el Iron Man Annual #1 y las series Ultimate Cómics: X-Men y Cataclysm: Ultimate X-Men.

En el 2016, firmó un contrato de exclusividad de DC Cómics donde figuran series como Aquaman, Grayson, Justice League Dark, Detective Cómics, la miniserie Convergence: Booster Gold, entre otros.

Estudiante de Bellas Artes en Salamanca, confiesa que tuvo una infancia normal, y muy bella. Del seno de una familia numerosa, pero indica que al ser el hijo menor, y llevarse bastantes años con su siguiente hermano, encontró desde pequeño en el dibujo su juego principal: «podía hacerse solo y no era necesario mucho espacio para ello», puntualiza.

Álvaro nos cuenta que formar parte del elenco de artistas que creó el número 1000 de Batman es uno de sus sueños cumplidos. Te invitamos a conocer un poco su historia.

¿Cómo te nace el amor por los cómics y como fue tu llegada a este fantástico mundo?
Desde que tengo memoria quise ser dibujante, a pesar de no saber aún que podía vivir de ello. Digamos que siempre tuve una gran determinación por dedicar mi vida al dibujo, incluso desconociendo que esto podría ser una profesión.

¿Pensaste cómo sería tu vida de no ser ilustrador?
Francamente, no me imagino haciendo otra cosa en la vida de modo profesional: dibujar es lo único que sé hacer con destreza. Sin embargo, la cocina es una gran afición, a la que intento dedicar tiempo. Quizás, en otro mundo posible, me hubiera dedicado a ello.

¿Por qué los cómics de superhéroes son más comerciales que otros que no tratan esta temática?
Sin duda, el de súper héroes es un tipo de cómic muy popular, con millones de seguidores en todo el mundo; aunque es cierto que por ejemplo, en algunos mercados donde el consumo de cómic está más extendido, como Japón, se venden muchísimos más cómics de otras temáticas como la romántica, la social, entre otras. Además, los cómics que tienen más millones de lectores, generalmente, no son de súper héroes.

¿Si crearas un cómic qué de diferente tendría?
Quizás trataría de explorar otras narrativas… Aunque por el momento, dispongo de un contrato en exclusiva con DC Cómics para los próximos años, por lo que actualmente estoy cien por cien centrado en continuar mejorando en cómo adaptar a imágenes los guiones de otras personas.

¿Son las historietas populares inclusivas, con la realidad de los tiempos actuales (DC y MARVEL)?
Creo que se está haciendo un buen trabajo en ese campo y que los artistas internacionales están esforzándose por reflejar cada vez más la amplia diversidad social existente y trasladarla al mundo del cómic. Personalmente, creo que era necesario y celebro que ahora mismo el lector pueda encontrar héroes de diferente género, raza, color de piel, sexualidad, ideología, entre otras.

¿Qué te ha marcado de lo visto y leído?
Los cómics de mi vida han sido obras de Chris Claremont, John Byrne, Jim Starlin, Hergé, Jeff Smith, Jaime Hernández, Katsuhiro Otomo. Recuerdo uno que me impactó mucho de niño, La Muerte del Capitán Marvel. En cine y literatura tantos o más, Kubrick, Coppola, Terry Gilliam, Mishima, Fitzgerald, Kapuckinsky, García Márquez y centenares más.

Estuviste invitado a República Dominicana a la Fiesta del Cómic, ¿cómo evalúas este evento?
Participar en la Fiesta del Cómic fue una experiencia maravillosa a todos los niveles. En primer lugar, me permitió conocer un país muy diverso con una gente generosa, amable, abierta al mundo y, sin duda, con artistas, algunos emergentes y otros ya consolidados, muy talentosos y prometedores. Viajar hasta República Dominicana me permitió también conocer la gran labor que la Vicepresidenta realiza en pos del momento de la lectura a través de la Biblioteca Infantil y Juvenil Republica Dominicana y otras iniciativas, sobre todo entre los más jóvenes. Ver su respuesta, tan participativa, a las actividades que esta propone fue, sin duda, muy enriquecedor para mí.

¿Cómo evalúas la industria del cómic que se está desarrollando en el país?
Durante mi visita conocí parte del tejido industrial del cómic que se está forjando en el país. Empresas e iniciativas fuertes, con las ideas claras y un gran equipo humano detrás que trabaja de modo incansable para que el trabajo de sus autores sea reconocido como se merece. Compañías como Moro Studio, por mencionar una de ellas, están sembrando un camino que, sin duda, es pionero en el país y editando, por lo que pude ver, gran cantidad de cómics patrios anualmente.

¿Podemos usar el cómic como instrumento de educación?
Sí, sin duda. El cómic es uno de tantos medios que tenemos al alcance para contar historias y, no solo eso, si no para contarlas de un modo o con un objetivo determinado. Es un medio que en concreto tiene mucho impacto especialmente en los niños, y ese valor empleado con sabiduría puede ser una gran ventaja para hacerles llegar determinados valores o conocimientos.

Es sabido que Stan Lee es todo un ícono, pero hay ilustradores como Jae Lee, Brian Bolland o Jack Kirby, que quizás son tan o más importantes que él y popularmente hablando no tienen las mismas dimensiones, ¿a qué se debe? ¿Podrías citarnos de cuáles has tenido influencia o entiendes que son los grandes íconos de nuestros tiempos?
La particularidad del cómic es que lees historias apoyadas en dibujos. Lo que muchos lectores más valoran es la historia, y es que al final, es ésta que marca el avance de la acción y, por tanto, son los guionistas quienes marcan los designios de los personajes. Hacen más de arquitecto de la historia. Eso sí, no hay que olvidar que para que la trama avance, ambas partes deben ir en una misma dirección y cumplir su función. En ese sentido Kirby es tanto o más importante que Stan Lee en la creación del universo Marvel.

A tu juicio, ¿cuáles son los mejores personajes de Marvel y DC?
Personalmente, siento predilección por personajes como Night Crawler, X-Men, Flash, Batman, Mr. Miracle, entre otros

Sin dudas, las portadas son muchas veces las ventanas que nos abren la puerta para leer un cómic, convirtiéndose muchas veces en obras de arte que adornan muchos hogares. A tu juicio, de las historias que has leído, ¿cuáles son las mejores portadas y cuáles son las que te han llenado de orgullo realizar?
Para mí entre los grandes portaditas destacan John Byrne, para las series de Alpha Flight, X-Men, Los 4 fantásticos y después las de Miller, Mike Mignola, Frank Quitely. De las mías, destacaría la de Detective Cómics 980 y Justice League Dark 8.

Hay grandes eventos sobre los cómics en el mundo, ¿cuál citarías como el más importante y cómo te has sentido al poder interactuar en ellos?
El evento de mayores dimensiones que he visitado es la Cómic Con de Nueva York, que es verdaderamente apabullante en todos los sentidos. Hay centenares de autores y una cantidad ingente de lectores que se reúnen allí. Por otro lado, tengo muchas ganas de visitar Angouleme, en Francia, y Avilés, en España, es un evento de pequeñas dimensiones, pero donde cada año disfruto como nunca, debido a la gran cercanía entre autores y lectores y el genial ambiente que se genera.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir