Así lo dijo el Papa en Irak

Introducción

Vamos a continuar hoy la serie “ASÍ LO DIJO EL PAPA” de la que ya hemos publicado tres libros. Hoy citaremos reflexiones que el Papa Francisco ha hecho en su viaje apostólico a Irak, las cuales han tenido una enorme repercusión en todo el mundo, en todos los niveles, desde presidentes de países, los mismos líderes políticos, religiosos y muchas personas más.

1- Trabajar y rezar es paz
“Que callen las armas, que se evite su proliferación, aquí y en todas partes. Que cesen los intereses particulares, esos intereses externos que son indiferentes a la población local. Que se dé voz a los constructores, a los artesanos de la paz, a los pequeños, a los pobres, a la gente sencilla, que quiere vivir, trabajar y rezar en paz” (Del discurso del Santo Padre Francisco ante las autoridades, la sociedad civil y el cuerpo diplomático, 5 de marzo 2021).

2- No más violencia
“No más violencia, extremismos, facciones, intolerancias; que se dé espacio a todos los ciudadanos que quieren construir juntos este país, desde el diálogo, desde la discusión franca y sincera, constructiva; a quienes se comprometen por la reconciliación y están dispuestos a dejar de lado, por el bien común, los propios intereses” (Del discurso del Santo Padre Francisco ante las autoridades, la sociedad civil y el cuerpo diplomático, 5 de marzo 2021).

3- Después de la crisis
“Después de una crisis no basta reconstruir, es necesario hacerlo bien, de modo que todos puedan tener una vida digna. De una crisis no se sale iguales que antes: se sale mejores o peores” (Del discurso del Santo Padre Francisco ante las autoridades, la sociedad civil y el cuerpo diplomático, 5 de marzo 2021).

4- La eliminación de Dios
“El hombre no es omnipotente, por sí solo no puede hacer nada. Y si elimina a Dios, acaba adorando a las cosas mundanas. Pero los bienes del mundo, que hacen que muchos se olviden de Dios y de los demás, no son el motivo de nuestro viaje en la tierra. Alzamos los ojos al Cielo para elevarnos de la bajeza de la vanidad; servimos a Dios para salir de la esclavitud del yo, porque Dios nos impulsa a amar. La verdadera religiosidad es adorar a Dios y amar al prójimo. En el mundo de hoy, que a menudo olvida al Altísimo y propone una imagen suya distorsionada, los creyentes están llamados a testimoniar su bondad, a mostrar su paternidad mediante la fraternidad” (Del discurso del Santo Padre Francisco Encuentro Interreligioso, 6 de marzo 2021).

5- No habrá paz
“No habrá paz sin compartir y acoger, sin una justicia que asegure equidad y promoción para todos, comenzando por los más débiles. No habrá paz sin pueblos que tiendan la mano a otros pueblos. No habrá paz mientras los demás sean ellos y no parte de un nosotros. No habrá paz mientras las alianzas sean contra alguno, porque las alianzas de unos contra otros sólo aumentan las divisiones. La paz no exige vencedores ni vencidos, sino hermanos y hermanas que, a pesar de las incomprensiones y las heridas del pasado, se encaminan del conflicto a la unidad” (Del discurso del Santo Padre Francisco Encuentro Interreligioso, 6 de marzo 2021).

6- Comienzo del camino de paz
“¿Dónde puede comenzar el camino de la paz? En la renuncia a tener enemigos. Quien tiene la valentía de mirar a las estrellas, quien cree en Dios, no tiene enemigos que combatir. Sólo tiene un enemigo que afrontar, que está llamando a la puerta del corazón para entrar: es la enemistad” (Del discurso del Santo Padre Francisco Encuentro Interreligioso, 6 de marzo 2021).

7- Proliferación de armas y distribución de alimentos
“Nos toca a nosotros exhortar con fuerza a los responsables de las naciones para que la creciente proliferación de armas ceda el paso a la distribución de alimentos para todos. Nos corresponde a nosotros acallar los reproches mutuos para dar voz al grito de los oprimidos y de los descartados del planeta; demasiados carecen de pan, medicinas, educación, derechos y dignidad. De nosotros depende que salgan a la luz las turbias maniobras que giran alrededor del dinero y pedir con fuerza que este no sirva siempre y sólo para alimentar las ambiciones sin freno de unos pocos. A nosotros nos corresponde proteger la casa común de nuestras intenciones depredadoras. Nos toca a nosotros recordarle al mundo que la vida humana vale por lo que es y no por lo que tiene, y que la vida de los niños por nacer, ancianos, migrantes, hombres y mujeres de todo color y nacionalidad siempre son sagradas y cuentan como las de todos los demás” (Del discurso del Santo Padre Francisco Encuentro Interreligioso, 6 de marzo 2021).

8- Cuatro cosas que nos salvan
“En las tempestades que estamos atravesando no nos salvará el aislamiento, no nos salvará la carrera para reforzar los armamentos y para construir muros, al contrario, nos hará cada vez más distantes e irritados. No nos salvará la idolatría del dinero, que encierra a la gente en sí misma y provoca abismos de desigualdad que hunden a la humanidad. No nos salvará el consumismo, que anestesia la mente y paraliza el corazón” (Del discurso del Santo Padre Francisco Encuentro Interreligioso, 6 de marzo 2021).

9- Quien tiene la última palabra
“Nuestro encuentro demuestra que el terrorismo y la muerte nunca tienen la última palabra. La última palabra pertenece a Dios y a su Hijo, vencedor del pecado y de la muerte. Incluso ante la devastación que causa el terrorismo y la guerra podemos ver, con los ojos de la fe, el triunfo de la vida sobre la muerte” (Del discurso del Santo Padre Francisco a la Comunidad de Qaraqosh, 7 de marzo 2021).

10- El corazón se limpia
“El corazón se limpia, se ordena, se purifica. ¿De qué? De las falsedades que lo ensucian, de la doblez de la hipocresía; todos las tenemos. Son enfermedades que lastiman el corazón, que enturbian la vida, la hacen doble. Necesitamos ser limpiados de nuestras falsas seguridades, que regatean la fe en Dios con cosas que pasan, con las conveniencias del momento. Necesitamos eliminar de nuestro corazón y de la Iglesia las nefastas sugestiones del poder y del dinero. Para limpiar el corazón necesitamos ensuciarnos las manos, sentirnos responsables y no quedarnos de brazos cruzados mientras el hermano y la hermana sufren” (De la homilía del Santo Padre Francisco en el Estadio de Erbil, 7 de marzo 2021).

Conclusión

CERTIFICO que estas afirmaciones han sido tomadas textualmente de las diversas intervenciones de Su Santidad Francisco, en su viaje apostólico a Irak, del 5 al 8 de marzo de 2021.

DOY FE, en Santiago de los Caballeros, a los diez (10) días del mes de marzo del año del Señor 2021.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.