Obras de la iglesia en la pandemia

V
Introducción

He aquí más de las obras sociales de la Iglesia en relación con la pandemia del coronavirus. Recuerdo que “Iglesia” quiere decir obispos, sacerdotes, religiosos, consagrados y laicos.

Debo advertir que citamos aquí las que sabemos. No todas las que se hacen y no se publican.

Repito que me anima a publicar esta relación la frase de aquel periodista que me dijo: “Yo soy ateo, soy marxista, pero la Iglesia hace muchas obras sociales, pero no las publica”.

1- Papa francisco: llega la segunda dosis de la vacuna para los pobres
“Una vez más, el Papa Francisco celebra el día de su onomástico con un gesto de caridad. 600 personas en situación de vulnerabilidad y de escasos recursos económicos, recibirán el 23 de abril en el Vaticano, la segunda dosis de la vacuna anti-COVID tras haber recibido hace veinte días la primera dosis.

Mañana se administrará la segunda dosis en el Aula Pablo VI, donde se ha instalado el centro de vacunación del Vaticano. “Además de recibir la vacuna, la gente participará en la celebración del onomástico del Santo Padre, se lee en el comunicado publicado por la Limosnería Apostólica.

“Como en años anteriores”, explica el Limosnero del Papa, el cardenal Konrad Krajewski, “Francisco decidió dar algo en lugar de recibir, al más puro estilo evangélico. En 2020, el Pontífice envió respiradores a Rumanía, un país especialmente afectado por la pandemia. En años anteriores, regaló seis mil cuentas de rosario hechas para la Jornada Mundial de la Juventud en Panamá, a los jóvenes de la archidiócesis de Milán y un huevo de chocolate de 20 kg a los pobres del comedor social de Cáritas en la estación Termini de Roma”.

A finales de enero, comenzó en el Vaticano la vacunación de hombres y mujeres mayores de 60 años, con graves problemas físicos y dificultades para acceder a los centros sanitarios nacionales. Después, la campaña se reanudó durante la Semana Santa con la primera vacunación de los más vulnerables, entre ellos, algunos huéspedes de los dormitorios gestionados por las “Hijas de la Caridad” de Madre Teresa, otros asistidos por la Comunidad de Sant’Egidio y también por “Medicina Solidale” que lleva adelante la clínica “Madre de la Misericordia”, bajo la columnata de San Pedro.

Se trata de la iniciativa impulsada por la Limosnería Apostólica con la vacuna ofrecida a 1400 personas, “una gota de amor” según el cardenal Krajewski, que pretende dar continuidad a los llamamientos del Papa Francisco para que nadie quede excluido. Y en consecuencia se lanzó la idea solidaria de la “vacuna en espera”, mediante una donación online en el sitio web www.elemosineria.va.

Gracias a esta campaña, se han enviado 100 mil euros al Nuncio en Siria, el cardenal Mario Zenari, para la compra de vacunas.
“Esperamos recoger otras donaciones -subraya el padre Augusto Zampini, vicesecretario del Dicasterio para el Desarrollo Integral y miembro de la dirección de la Comisión vaticana Covid-19- para enviarlas a otros lugares del mundo, contribuyendo así a acelerar el lanzamiento de la vacuna. Esta es una de las tres prioridades de nuestra Comisión para 2021: salud para todos, alimentación para todos, trabajo para todos”.
Tomado de Vatican News, 22 de abril 2021.

2- La caridad del Papa Francisco para los enfermos de Covid en Colombia

“Con este gesto de caridad, el Santo Padre Francisco quiere acompañar y ayudar a las personas que se encuentran en dificultades médicas, ocasionadas por la pandemia”, con estas palabras los Obispos de Colombia agradecen al Santo Padre por su “gesto de caridad y afecto hacia Colombia”, por haberles hecho llegar por medio de la Nunciatura Apostólica, cuatro respiradores pulmonares, material médico y quirúrgico para la atención de los enfermos de Covid-19.

En una nota publicada en la página web de la Conferencia Episcopal de Colombia (CEC), los Prelados colombianos agradecen también al Papa Francisco por su “continua solicitud por Colombia en muchos campos, expresando su solicitud por todas las Iglesias y se suma esta donación a la de otros respiradores que en varias ocasiones han sido entregados durante este tiempo a Colombia por el Papa”. Por todo ello, los Obispos colombianos invitan a los fieles a “responder a este gesto de caridad del Santo Padre, con afecto y oración por el Obispo de Roma, Sucesor de San Pedro”.

El Papa Francisco ha hecho llegar por medio de la Nunciatura Apostólica en Colombia, cuatro respiradores pulmonares con toda su dotación, una buena cantidad de mascarillas KN 95, Mascarillas de protección MASK, Mascarillas de protección King Mask JR 7001 y 200 gafas de protección. El representante del Santo Padre, Monseñor Luis Mariano Montemayor, como Nuncio Apostólico ha hecho todo lo necesario para enviar estos dones a una zona con gran necesidad en Colombia, para la atención de personas necesitadas en el campo médico.

La Conferencia Episcopal de Colombia además informó que, la donación que el Santo Padre ha enviado al país llegó gracias a la ayuda de la Fuerza Aérea Colombiana y la colaboración del Obispado Castrense de este país, este material ha sido entregado al Obispo de Quibdó, Monseñor Juan Carlos Barreto Barreto, para los centros de atención hospitalaria en la ciudad de Quibdó (Hospital “San Francisco de Asis” y la Clínica “Santiago”) que atienden el Departamento del Chocó.

No es la primera vez que el Papa hace gestos concretos hacia los países en apuros por la emergencia sanitaria. Hace exactamente un año, en su onomástico (la fiesta de San Jorge Mártir, el 23 de abril), el Santo Padre – nacido Jorge Mario Bergoglio – hizo un regalo de respiradores y material médico a los hospitales de Italia, España y Rumanía, entonces de rodillas por culpa del Covid. Unas semanas antes, también en 2020, la Santa Sede había anunciado la compra de treinta respiradores pulmonares para responder a las necesidades de varios nosocomios. Las máquinas habían sido entregadas en la ciudad rumana de Suceava, un foco de contagio, en el hospital de Lecce, en Apulia, y otros tres en la capital española de Madrid. Francisco también había enviado a médicos, enfermeras y pacientes máscaras, gafas protectoras y trajes para cuidados intensivos.

La distribución fue llevada a cabo por la Limosneria Apostólica encabezado por el Cardenal Konrad Krajewski, que entregó personalmente los regalos del Papa en Apulia, deteniéndose también en Nápoles para la recogida de medicamentos para los pobres de Roma. A Vatican News, el Cardenal Limosnero había hablado de “un hermoso signo que cae en un día particular en el que el Santo Padre no recibe un regalo, sino que lo da a otros”.

También el año pasado, y de nuevo a través de la Nunciatura Apostólica, el Papa Francisco hizo llegar en agosto dieciocho respiradores Draeger para cuidados intensivos y seis ecógrafos portátiles Fuji a Brasil, donde más de 700.000 habitantes de las zonas costeras y de la selva amazónica fueron y siguen siendo los más afectados por el virus. El envío de los equipos médicos a Brasil ha sido posible gracias a los esfuerzos de la asociación “Hope onlus”, altamente especializada en proyectos humanitarios de salud y educación, que ha hecho todo lo posible por encontrar los equipos de alta tecnología para salvar vidas a través de varios donantes. El onlus también proporcionó el procedimiento de transporte y la instalación en los distintos hospitales”.

Tomado de Vatican News, 20 de abril 2021.

3- En Bolivia: la diócesis de El Alto inaugura un comedor que acoge a 120 niños

“El comedor Pacobamba se encuentra en un municipio al lado de la Paz, la capital boliviana y según informa la Directora, Flora Silva Castillo, al medio de información “Iglesia Viva”, “este proyecto responde a las necesidades que se han acrecentado con la pandemia por la carencia de trabajo y la propia salud” y se ha hecho pensando “en los estudiantes que recorren varios kilómetros desde distintas comunidades para poder recibir enseñanza”.

Pacobamba – que es financiado por la institución “Amigos en Marcha” y que desde hace 16 años ya brindaban sus donaciones para material escolar – ofrece almuerzo a 120 niños y jóvenes estudiantes 3 días a la semana. El alimento lo obtienen a partir de dos carpas solares que dotan de verduras al comedor, gracias a la cooperación de la “Comisión de Hermandad de la CEB” y de las donaciones de comida que realiza la comunidad, los padres de familia, los docentes y la gente que impulsa el programa.

La directora del programa, Flora Silva Castillo, es madre de familia de 3 hijos, proviene de una familia numerosa, que como otras familias de Moco Moco ha pasado por muchas necesidades, de alimentación, educación y salud: “Siempre que veo a una mujer que tiene una familia numerosa me hace recordar mi infancia. Por eso mi carisma ha crecido para poder ayudar a la misma gente, me gustaría que muchos amigos puedan tomar la misma iniciativa y sentir la felicidad que uno siente cuando hace este trabajo”.

Por último, Castillo invita a todas las personas a visitar este programa y anima a realizar sus donaciones para apoyar el programa a la cuenta del Banco Bisa Nro: 461280014, a nombre de “Vamos Adelante”. Los aportes – dice Castillo – ayudarán a diversos proyectos que tiene la Asociación, ya que todos los programas van acompañados por la ley 348 contra la violencia”.
Tomado de Vatican News, 22 de abril 2021

Conclusión
CERTIFICO que estas afirmaciones son fidedignas, ciertas y fueron tomadas textualmente de sus originales.

DOY FE, en Santiago de los Caballeros a los veintiún (21) días del mes de abril del año del Señor 2021.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.