La vida y obra de Delia Weber, se erige como un hito en la historia cultural dominicana del siglo XX. Nacida en Santo Domingo en 1900, Weber resultó muy aventajada para su tiempo. Estaba consciente del rol de la mujer en la sociedad, de sus derechos y deberes, conservando una posición activa para el reconocimiento y puesta en valor de sus ideales.

El Centro Culturar Mirador Santo Domingo, en el marco de la muestra “Presencia y luz” dedicada a la memoria de esta gran maestra Delia Weber, presentó el pasado miércoles 10 de abril, la tertulia “Signos de conexión contemporánea en la obra de Delia Weber”, donde participamos en unión a los especialistas Abil Peralta Agüero, Gamal Michelén, la artista Iris Pérez Romero y los nietos de doña Delia Weber, Rodolfo y Eric Coiscou.

Resultó un encuentro muy emotivo, donde el misticismo de Delia se hizo presente y hasta inspiró un poema a la periodista Marivell Contreras. Fueron muchas las anécdotas compartidas respecto a los intercambios de la maestra con grandes intelectuales dominicanos, y sus reflexiones y creaciones en torno a la existencia misma.

Desde temprana edad, Weber demostró un talento excepcional en las artes visuales. Sus obras, caracterizadas por grandes pinceladas sueltas y una paleta de colores vibrantes, capturan la esencia de la naturaleza y el paisaje dominicano, haciéndo énfasis en la luz del trópico.

El alcance de la creatividad de Weber no se limitó al lienzo. También incursionó en la poesía, la narrativa y el activismo feminista, fue una figura destacada en la lucha por los derechos de las mujeres en la República Dominicana. Su participación en movimientos como la Acción Feminista Dominicana y su papel en la modificación constitucional que reconoció el derecho al sufragio femenino son testamentos de su compromiso con la igualdad de género.

La vida de Delia Weber es un testimonio de valentía, creatividad y compromiso social. A través de su obra, inspiró a generaciones de artistas y activistas. Tal como señala Ylonca Nacidit-Perdomo en su publicación reciente: “Delia Weber: siempre viva…”, su gran legado así deben conservarle.

Posted in Crítica Arte

Más de cultura

Las Más leídas