PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

La noche del miércoles 06 de julio asistimos a la última proyección en Santo Domingo de la muestra inmersiva sobre la obra del más trascendente y cotizado artista dominicano: Iván Tovar. Se dice que el proyecto audiovisual, echará alas para llegar a otros lares como Madrid y Miami y, por qué no, a Nueva York.

Es mucho lo que queda por contar. Y, mientras nos adentramos en la búsqueda, encontramos un escrito que es en sí mismo un discurso armónico e inspirador, cuidadosamente hilvanado por Gloria Moanack, a quien correspondió escribir las palabras al catálogo sobre la muestra “Tovar 81” presentada en el Galería de Arte Moderno y que expresa lo siguiente:

“De la soledad de un estudio, en la abstracción del silencio. Rodeado apenas de una vegetación fértil y verde, con el trinar de aves que presagian la creación. Pero desgarrándonos en la angustia de la procreación, surge la obra de Iván Tovar.

Una obra con identidad propia, que se mofa de los barrotes del encasillamiento. Que trasciende los silogismos del tiempo y juega con la caducidad del espacio.

Porque siendo ella misma: el hombre volcándose en su propia imagen.

Iván Tovar penetra al hombre y lo deja frágil: sus pinceles traspasan el ojo y buscan raíces en un ego universal. Para golpear, con el poder absoluto de sus colores, la fatuidad de los rostros borrosos. Y cobardes.

Ella misma, la pintura, traspasando los linderos del surrealismo. Con osadía tremenda conferida por el mérito. Con el grito silencioso del dolor, en la entrega por.

Escuchemos, esta vez más, los pinceles de un creador”.

Ya le decía Tovar a Virginia Goris en entrevista para el periódico Hoy (11/ 07/1986) “La creación es exactamente como la germinación de una pequeña planta. Yo lo hago de manera cerebral como te dije hago mis dibujos, los voy boceteando. Tengo mi propio alfabeto. Todo pintor y todo poeta tiene un alfabeto que va enlazando como un collar que luego plasma como un cuadro o como un poema”. Agrega Iván “Para mí la vida es un paseo melancólico que hay días que tiene momentos agradables llenos de paroxismo y otros de paz”. Continuará.

Posted in Crítica Arte
agency orquidea

Más contenido por Lilian Carrasco