José Martí, el periodista, en su artículo El asesinato de los Italianos del 20/mayo/1891, da voz de alarma del nacimiento de la mafia en territorio estadounidense con inmigrantes italianos curtidos en el crimen organizado. Para esos años llegaron criminales que huían de Italia, donde en Sicilia habían masacrado líderes religiosos, militares y civiles. Esa estructura denunciada por Martí es la misma reformada en 1931 en New York por el mafioso siciliano Salvatore Maranzano, categorizada como “Familia”, luego renovada por Charles Luciano en septiembre del mismo año. A la trilogía de The Godfather se le tiene como la más completa y mejor concebida y lograda en filmes de mafias, que es un tema que atraviesa la historia estadounidense desde la guerra civil de mediados del siglo XIX. Adaptada de una obra homónima de Mario Puzo, muy a pesar de la riqueza de sus contenidos, no le da relevancia a la mujer, y se concentra con detalles en la conducta que hizo de estos mafiosos non plus ultra del crimen organizado tan imitado y aplicado con grandes aciertos para los bandidos que han sofisticado la técnica en el asalto al Estado de países como Estados Unidos de Norteamérica. Y esto de dejar en el tintero el rol de la mujer es muy comentado en certeros análisis. Y en cuanto al sentir, a la emoción de los personajes, es casi flemática debido al apocamiento de las escenas. Son cuestiones que se manifiestan luego de ser visionados numerosas veces e ir sumando pautas de historias y tramas que se presumen hablan de sus familias, literalmente, pero los personajes femeninos son encogidos. Es claro que el mundo frío y carente de empatía debía ser tratado como el mundo patriarcal occidental que es colmado de perversidades sin igual, lo que se retrata con lujo de detalles principalmente en el modo en que las escenas son desarrolladas con un ritmo sosegado pero contundente in crescendo en el conjunto como un crucigrama. Estos cruces de personajes van detallando el ecosistema sanguinario del llamado bajo mundo. Síntesis de, a mi juicio, la obra perfecta de la trilogía, la primera de New York, 1945. Entre los muchos oficios de la familia Corleone está la organización mafiosa que obtiene ganancias de los juegos, y está fuera de la red de drogas, por voluntad expresa del patriarca, Don Vito, quien considera deplorable ingresar a ese tipo de actividad. Siempre ha basado su poder en la violencia, en la gratitud por favores hechos. En Netflix. l
HHHHH Género: Drama de mafias. Duración: El Padrino 1, 2 y 3.

Posted in Crítica Cine

Más de cultura

Las Más leídas