To The Lake

Con ese título en Netflix, aunque el original es “Epidemic”. Es una apocalíptica serie rusa que la pandemia como tema le sirve de catalizadora a los episodios, que muestra el animalismo humano en tiempos de calamidad, dando vueltas a las relaciones sociales y familiares entre un grupo que se la juega ante una inusitada plaga que, como el coronavirus, estremece a la gente y cambia radicalmente sus expectativas de vida. Producida años antes de la presente pandemia, también predestina otra resiente en la India donde a la fecha se reportan oficialmente nueve mil casos del “hongo negro” o mucormicosis, una rara infección que afecta a pacientes recuperados de covid-19, y muchos pacientes son salvados al amputárseles los ojos. En la serie, los afectados manifiestan síntomas visibles cuando lo ojos cambian de color y se muestran cegatos. La estrategia para mostrar la debilidad del orden social que colapsan ante tales pandemias, es el punto máximo. Un rejuego de distopía (presenta la premonición de un futuro no prometedor), logra captar y transmitir la lucha por sobrevivir, un tema bastante bien manejado en incontables series y filmes rusos, algo en lo que tienen verdaderas joyas cinematográficas como la presente. La cinematografía con ángulos y encuadres poderosos dan la sensación de estar dentro. Personajes bien construidos en su deshumanización e imperfección, permiten un desenvolviendo actoral coral. A lo largo de la historia los personajes son sometidos a toda suerte de conflictos. El objetivo muy obvio es exhibir respuestas a las actitudes que tienen y que lucen conductas, reacciones, rencores, aversión, desquite para ofrecer un festín que explica adversidades de todos y cada uno. La inteligente puesta en escena toma como estrategia un lugar a dónde deben llegar para salvar la vida, y en el trayecto logran convertir la serie en una suerte de road-movie. Tenemos así un viaje expresivamente humano y emocional que permite transmutar los roles de los personajes a un ritmo adecuado. Logra de manera verosímil establecer contextos humorados tal cual la serie Fargo. No obstante, mantiene su propia identidad, sobre todo en lo que se refiere a la complejidad expresiva de sus personajes, dándonos una explícita condición humana con respecto al instinto depredador que se manifiesta por ser parte intrínseca de nuestra naturaleza. Con tanto material al alcance de la mano era obvio que tendrían éxito, y esto es tan evidente que notamos la ausencia de episodios de relleno.

HHHHH Género: ciencia ficción. Duración: 8 episodios de 50 minutos cada uno.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.