PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

Francisco A. Cáceres Ureña y Darío Antonio López Villar son los autores de la obra Los censos dominicanos: 100 años contando a nuestra gente, 1920-2020, imprescindible para contextualizar el tema que hoy concentra la atención del país, desde el presidente de la República, Luis Abinader, hasta el más humilde ciudadano.

La obra de Cáceres Ureña y López Villar «Los censos dominicanos» la publicaron en diciembre del 2020, bajo los auspicios de la Oficina Nacional de Estadísticas (ONE), como parte de los vientos de cambios que comenzaron a soplar con un joven gobierno, tras 16 años de un continuismo que se tornó arrogante, con evidentes complejos de autosuficiencia.

El ensayo describe y analiza el crecimiento poblacional dominicano, con precisiones desde el 1920, año en el que registramos 894,665 habitantes; 1935, 1,479,417; 1950, 2,135,872; 1960, 3,047,070; 1970, 4,009,458; 1981, 5,545,741; 7,293,390 en 1993; 8,562,541 en 2002 y 9,445,281 en el 2010.

En 1920 se alcanzaba el equilibrio entre hombres y mujeres, toda vez que, 49.9 % de la población era masculina, mientras que, 50.1 % era femenina. En 1935 los hombres constituían el 51 % de la población y las mujeres el 49 % restante, lo que podría explicarse en fallas del levantamiento.

Al igual que en los años 1950, 1960, 1970 y 1981 la población se distribuía por sexo, en forma casi igualitaria (50 % hombres y 50 % mujeres). Sin embargo, para 1993 los hombres representaban poco menos del 49 % de la población y las mujeres el 51.3 % restante.

Estas cifras estarían sugiriendo una emigración predominantemente masculina durante el período 1981-1993. No obstante, la relación de equilibrio entre los sexos retornó en el año 2002, cuando las mujeres y los hombres volvieron a constituir casi el 50 % de la población dominicana cada grupo.

En el 2010, la composición por sexo de la población mantuvo ese equilibrio, el 50.2 % estaba constituido por hombres, mientras que las mujeres representaban el 49.8 % restante.

Esperamos que el censo de ahora arroje luz para enfrentar el desorden en el ordenamiento territorial, motivador de una ley de reciente aprobación en el Congreso. Así lo esperamos.

Posted in El Libro Vive
agency orquidea

Más contenido por Frank Núñez