“Cuando escribo no tengo ninguna intención, excepto ser fiel a los personajes”

Angie Cruz cree que “la parte más difícil de publicar, es escribir un libro hermoso”.

Angie Cruz recuerda que lo primero que escribió fue un libro infantil para Black Entertainment Television, aunque no sabía nada de escritura, le encantaba contar historias. Le dieron una oportunidad y esa puerta le abrió la imaginación. Luego fue a la universidad a estudiar Letras. Expresa que se siente más cómoda escribiendo novelas, el cuento como esfera. A Cruz, radicada en los Estados Unidos, le gusta apostar a ese género literario abierto que es la novela, descubriendo la posibilidad y el potencial de la forma novedosa que le da espacio para convocar sus lenguajes, investigación, especialmente los espacios emocionales a los que se resiste a atender en la vida real, las cosas que le incomodan, todas se dejan entrar. “Lo interesante es que pensé que escribir libros para niños no era parte de mi presente o futuro, pero tengo uno ilustrado titulado “Angélica y la Güira” que se publicará con Kokila/Random House, Nueva York en 2023”, informó Cruz.

¿Cómo surgió la idea de tu primera novela?
Cuando fui a la universidad a estudiar Literatura Inglesa, me inspiré en la literatura afroamericana y chicana que estaba leyendo en mis clases. Allí comenzaba la novela, en las escenas cortas que inventaba en conversación con esos libros que escribía junto a mis trabajos académicos.

¿Alguna manía a la hora de escribir?
La reescritura. Me encanta revisar mi trabajo y probar la historia de múltiples formas.

¿Tu sitio y momento preferidos para escribir?
Encuentro que mi mejor escritura ocurre cuando escribo mientras viajo como pasajero, ya sea en aviones, trenes, autobuses. Cuanto más tiempo mejor.

¿Qué escritor o libro ha influido en tu trabajo como autora?
Intelectualmente diría que James Baldwin. En el nivel de la oración y la narración, Toni Morrison. Fueron fundamentales en mis años formativos, pero todo lo que leo se suma a mi fuego. Ahora mismo estoy leyendo el ensayo de Vivian Gornick, que amo mucho.

¿Cómo crees que está el panorama editorial para tantos autores como para quienes quieren publicar?
Creo que la parte más difícil de publicar es escribir un libro hermoso. Cuando era una escritora más joven en la escuela, los maestros decían, escribe algo grandioso y nadie lo ignorará. Me enojo pensando en todos los prejuicios sistémicos que existen, especialmente porque estoy escribiendo fuera de las preocupaciones de la corriente principal. Pero ahora que soy mayor, me doy cuenta que los libros hermosos que pueden trascender su tiempo, uno quiere volver a visitar, debido a su complejidad y la belleza es rara. La industria editorial está haciendo cambios positivos al diversificar los tomadores de decisiones en la publicación. Esto es algo bueno y permitirá que se publiquen diferentes voces, pero aun así la lucha para muchos escritores que conozco es hacer el trabajo de escribir.

¿Si pudieras cambiar algo a través de tus obras, qué sería?
Que dejemos de pensar en nosotros mismos como individuos y empecemos a pensar más como un colectivo. Todo lo que hacemos impacta a todos los seres vivos que nos rodean.

¿Qué opinión te merece el libro digital?
Leo libros que descargo en mi teléfono. ¡Así que supongo que los amo!

¿Qué pretendes conseguir de los lectores con tu nueva obra?
Cuando escribo no tengo ninguna intención, excepto ser fiel a los personajes. Ellos me guían.

¿En este momento, estás realizando alguna obra literaria?
Estoy trabajando en dos novelas. Principalmente en mi próxima novela titulada provisionalmente The Immigrant Handbook, que trata sobre una mujer de mediana edad recientemente desempleada que trata de encontrar trabajo durante la gran recesión de 2007. Además, trabajo en otra novela Il Palazzo, ambientado en Turín, también sobre un hombre desempleado y sus encuentros con nuevos inmigrantes. Durante los últimos 15 años he visitado Turín todos los veranos y estoy interesada en escribir la historia de los italianos de clase trabajadora marginados y los nuevos inmigrantes. Tan pronto como sea seguro viajar, planeo regresar y terminar lo que comencé.

¿Cuál de los premios que has recibido te ha impresionado más?
Ser preseleccionada para el Premio de la Mujer en el Reino Unido. Fue muy especial para mí, porque por primera vez extendieron la decisión por muchos meses. Así que durante todo el verano de 2020 se leía mi libro Dominicana en todo el Reino Unido y recibí muchas notas de los lectores. También gané el Premio Alex, de la Asociación de Servicios Bibliotecarios para Jóvenes y eso es importante para mí, ya que se otorga a las novelas que tienen un atractivo especial para los jóvenes. Eso significa que un libro como Dominicana aparecerá en las secciones para adolescentes de las bibliotecas y escuelas. Aunque Dominicana trata sobre temas desafiantes, la protagonista tiene 15 años y me alegra que este premio haya hecho que el libro sea más accesible para los adolescentes.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.