“Es imposible ser cineasta sin educación, sin cultura”

Abel Rodríguez señala que “nos hacen falta más mujeres cineastas”.

Abel Rodríguez ve el cine en el país como un producto de gran calidad, un recurso “formidable” para comunicar los más profundos sentimientos e ideas sobre el dominicano y una “magnífica” plataforma de promoción de nuestra cultura, nuestros valores, nuestra historia, nuestra Patria... “El cine dominicano se ve como un gran espejo de lo grande que somos como nación”, indicó el cineasta. Asimismo, entiende que el cine es la actividad artística, económica, cultural, social y lúdica más importante de la República Dominicana. Como todo artista aspira a que su mensaje llegue a todo tipo de espectador, pues considera que “nuestra audiencia es de las mejores del mundo. Sabe comprar nuestro cine, tiene una enorme sensibilidad para valorarlo y asiste donde quiera que hay una sala de cine. Es un asunto de tradición”.

¿Cuál es el mejor trampolín hacia el cine?
La educación sin lugar a dudas. Es imposible ser cineasta sin educación, sin cultura. Los ejemplos exóticos que andan por el mundo de cineastas exitosos, sin ningún tipo de formación o educación, no los admito para nuestra realidad. La mejor vía es el camino académico para formalizar conocimientos; entender todos los procesos, construir una sólida base intelectual que se forma desde el hogar, tus padres, todos los niveles de educación hasta el superior. Estar en contacto permanente con la cultura universal, con nuestros valores que nos definen en la aldea global, con nuestra propia identidad y por supuesto, comulgar con el cine. Hacer de esta relación un matrimonio eterno, una religión basada en una creencia de consumo de imágenes sin descanso.

¿Qué le falta al cine que se hace en la actualidad?
Más producción. En la medida que se incrementa la producción, habrá más calidad, más temáticas, más contenidos, más talentos en la pantalla, más experimentación en todos los géneros. Más mujeres cineastas; nos falta seguir caminando sin prisa, pero sin pausa.

¿Qué criterio sigue a la hora de hacer cine?
Un cineasta decide contar una historia en ficción o documental. Este argumento puede tener varios objetivos: entretener, concientizar, comunicar, reflexionar, valorizar, todo lo anterior combinado o por separado. La ecuación la define el productor. El tema, es esencial para hacer la película. El género definirá la trama.

¿Cuál es el mayor reto al enfrentarse al cine hoy en día?
Las ventanas de exhibición. En tiempos de pandemia, nos hemos enfocado en el consumo del Cine Streaming, desviando nuestras posibilidades a la asistencia tradicional a las salas. Esto para mucha gente es posible, ver cine, en las plataformas de pago para una gran mayoría que no puede pagar por estos contenidos en la Web, es una desgracia. Para otros, nos condena a alejarnos del disfrute del cine en la forma tradicional que conocemos. Volver al cine, a nuestro templo, es fundamental. Es la manera que lo conocimos. La dimensión del espectáculo cinematográfico como debe ser siempre. Nada se compara como ver una buena película en pantalla gigante en la intimidad de la gran sala oscura, compartiendo las emociones colectivas.

¿Cómo es el espectador que desea para sus películas?
Todo artista aspira a que su mensaje llegue a todo tipo de espectador. Considero sinceramente, que nuestra audiencia es de las mejores del mundo. Sabe comprar nuestro cine. Tiene una enorme sensibilidad para valorar nuestro cine. Asiste al cine donde quiera que hay una sala. Es un asunto de tradición. En la medida que pasen los años, los gustos van cambiando y los artistas nos ajustamos a ese fenómeno. Yo prefiero al espectador que le guste el cine, al cinéfilo que consuma todo tipo de cine, que sea atrevido y dispuesto a arriesgarse pero que siempre asista al cine o lo vea por todos los medios. Que comparta impresiones, que nos rete, que nos enfrente en el debate de las ideas.

¿Cuáles son los referentes que tiene como director?
Son muchos. Primeramente, el cine hecho por nuestros pioneros. A quienes les tengo un enorme respeto, admiración y gratitud por marcar la ruta. El nuevo cine dominicano de la generación joven de cineastas criollos, prometen mucha calidad con lo que están haciendo. También, las mujeres que siguen construyendo su filmografía como Leticia Tonos, Martha Checo... Creo que están creando su propio sello, con mucha originalidad. El tiempo nos dará nuestra propia impronta en el cine dominicano. Ya tenemos una iconografía nacional que sigue perfilando un estudio semiótico único en nuestro cine.

¿Qué tiene que tener un proyecto para que se meta en él?
Solo que exista la propuesta es suficiente. Siempre hay expectativas con la calidad, pero eso es tan relativo y subjetivo al mismo tiempo, que la experiencia me ha enseñado lo incierto del resultado final, por lo que acepto la integración con la gratitud de un ser humano con talento para hacer cine como trabajador que soy.

¿Cuáles son los retos a los que se enfrenta un profesional del cine en la actualidad?
A la creación de sus ideas con la suficiente calidad para conquistar el financiamiento de los inversionistas, a través de la Ley de Cine.

¿Ha habido algún momento en su carrera en el que se haya desesperado?
Todos los artistas pasamos por esta experiencia. Por supuesto que sí. Hay que continuar, es un momento de mucha incertidumbre, pero se logra superar. Es un giro dramático que, como buen protagonista, siempre supero los obstáculos de la película que vivo.

¿Cuál ha sido su mayor reto al frente del Festival Mujeres Corto?
Tener la suficiente valentía de convencer a tantas mujeres talentosas del país y el mundo, que desean y son cineastas, a participar en el único festival de cine de género que no premia en metálico pero que, con una modesta plataforma, ha creado una estructura importantísima para exhibir su mirada y darles un empujoncito en sus carreras. Este evento cinematográfico primero en su género en el país, promueve desde el año 2010 el talento y la creatividad de la mujer dominicana, que realiza películas cortas de ficción y documental. Siempre hay trabas, pero las disfruto como obstáculos necesarios a superar en mi película. Sino, no se disfruta del reto de cada edición y vamos por 12.

Sentir
Todo artista aspira a que su mensaje llegue a todo tipo de espectador. Considero que nuestra audiencia es de las mejores del mundo”.

Opinión
El nuevo cine dominicano de la generación joven de cineastas criollos, prometen mucha calidad con lo que están haciendo”.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.