“La medicina y el arte los tenía en las venas”

Compartir
Juan José Mesa considera que “el arte es anterior al dinero, sin embargo se duda su valor”.

La crisis que atraviesa el país por motivo de la COVID-19, ha hecho repensar al galerista Juan José Mesa sobre la forma de mantener a flote la galería Mesa Fine Art. Por el momento, está animando al público a acceder a su página Web, a los contenidos digitales y las redes sociales para hacer frente a la incertidumbre. Pero entiende que aunque se hable de nueva normalidad, “lo virtual no puede ser sustituto de lo real”. Mesa consideró que es tiempo de unirse, reformular los proyectos expositivos, crear nuevas estrategias para atraer a los coleccionista y al público e inaugurar nuevas exposiciones, “porque sin duda no es lo mismo ver una obra en un dispositivo electrónico que pararte frente a ella”. Durante su trayectoria, el galerista recibió la llave de el premio el Dorado, en Puerto Rico, de manos del entonces alcalde de esa localidad, Carlos López, en reconocimiento al esfuerzo promocional de la exposición itinerante “Andares Antillanos”, del artista plástico puertorriqueño Marcos Alegría, “una experiencia muy gratificante”, pues se trató de una muestra que fue expuesta en Cuba, Santo Domingo y Puerto Rico.

¿De qué forma, siendo médico se involucra en la gestión cultural?
Te diría que causa y azar. La medicina y el arte los tenía en las venas. Crecí en el seno de una familia de médicos desde mis tatarabuelos hasta mis padres, tanto por la línea materna como paterna. En mi casa estudiar era obligatorio y cuándo llegó el momento de entrar a la universidad, entendí que debía continuar con esa tradición y lo hice a gusto, sin pensarlo dos veces. También desde niño tuve la pasión por coleccionar de todo: postalitas, sellos, monedas, arte precolombino, entre otros objetos hasta que inicié una pequeña colección con una pintura de un carbonero que adquirí de Kutty Reyes. Luego, continué con lo que me permitía mi mesada bajo el esquema de cooperativas que tenían las galerías de entonces, hasta que llegó el día en que sentí la necesidad de poseer una obra de Alberto Ulloa y me llevó a su taller un amigo de mi padre, que luego fue más amigo mío, Alberto Cruz Eduardo. Pero Ulloa tenía sus maletas listas para retornar a España y de una manera espontánea para convencerlo que me cediera una obra, me surgió sin pensarlo proponerle ser su marchante. Nunca podré olvidar sus carcajadas ante tal frescura de mi parte. Sin embargo, tres días más tarde estábamos trabajando en un contrato de representación exclusiva, el cual atesoro como uno de mis documentos más preciados. Comencé a dedicarme en cuerpo y alma a cumplir la promesa que le hice a Ulloa, de formarme y estudiar como lo hice en mis estudios de medicina que culminé en la UNPHU en 1987 para que estuviera bien representado.

¿Cuál es la diferencia entre el mercado primario y secundario del arte?
Son dos mercados distintos que están interrelacionados y en ocasiones se dan de manera simultánea. El primario se refiere a la obra nueva y el secundario a la obra de segunda mano. El mercado primario aporta el pago directo al artista por su ingenio y su tiempo, más el coste de llevar el producto al mercado; y el mercado secundario incluye todas las compraventas de arte, exceptuando las nuevas adquiridas directamente al artista o al marchante.

¿Son las galerías de arte un punto importante para el desarrollo de la cultura artística de un país?
Definitivamente. Sin embargo, el sector cultural y de manera muy particular el de las artes visuales en nuestro país hasta la fecha, no ha sido un asunto primordial de análisis, ni para el desarrollo de la cultura artística, ni para temas económicos y ni de asistencia social. Amén que por otra parte, existe una reticencia en el propio sector para reconocer y destacar sus progresos económicos, porque entienden que al hacerlo, estarían disminuyendo el valor artístico de lo que producen y del misticismo que los envuelve.

Se ha llegado a considerar incluso, que el arte y la cultura escapan al razonamiento económico y falsamente se entiende, que es un lujo que solo pueden permitirse los ricos. Necesitamos fortalecerla como a las demás instituciones del arte para tener una tradición cultural fuerte. Las nuevas autoridades culturales deben poner atención, de manera especial la ministra Carmen Heredia, quien veo que ha mostrado interés por atender las situaciones que encontró.

¿Cuáles factores de la comercialización se utilizan para establecer el valor y el precio de las obras de arte?
Buena pregunta, porque siempre se tiende a confundir el valor, el precio del arte y su cotización. Determinar el valor de una obra de arte de manera concienzuda, es un asunto apasionante y complejo, al que se le tiene que dedicar tiempo. Este va a depender de la combinación de múltiples factores: La trayectoria del artista, la autenticidad, el tema, el medio en que está realizada, su estado de conservación, el tamaño, su estilo, etapa del artista, la calidad y algo muy importante que pocas veces se toma en cuenta, la puesta en valor de la obra de ese artista. El precio de una obra de arte está regido por factores implacables de oferta, demanda y corretajes de salas de subasta o intermediación de marchantes y galeristas.

¿Son las obras de arte un bien de inversión y valor seguro en la RD?
El arte es anterior al dinero, sin embargo, se duda su valor. Hay profesionales que han realizado índices de precios y analizado su rentabilidad a futuro. Igualmente que su comportamiento durante las guerras, postguerras y las recesiones, así como su comparación con las bolsas de valores norteamericanas y europeas. Yo lo considero como un valor refugio y recomiendo buscar en la Internet mi charla en el Centro León sobre “Arte y Mercado” para entenderlo mejor.

¿De qué forma se manejan las galerías de arte en cuanto al precio de las obras y el funcionamiento de lo que llaman mercado de arte dominicano?
Oferta y demanda. El mercado del arte es un concepto económico y artístico que designa al conjunto de transacciones entre compradores y vendedores de objetos artísticos; y no existiría si no hubiera un artista que crea una obra y un comprador, que generalmente es un coleccionista que la adquiere. Algunas galerías que hacen de marchante primario establecen cláusulas que en caso de la obra volver a venderse debe serle ofrecida primero. Y cuando es llevadas a cabo por marchantes sin relación con los artistas, lo que había dicho anteriormente: autoría y prestigio artístico del autor, mercado del artista, características de cada obra, entre otros aspectos.

¿Cuál es el papel de la galería Mesa Fine Art en el mercado del arte?
Mesa Fine Art, surge a finales de 1993, pero inicié de lleno en las artes a finales de 1988. Esta es una galería especializada en promover artistas y arte dominicano, que hoy la definimos como un espacio cultural de arte moderno que media entre artistas nacionales y extranjeros del siglo XX-XXI y coleccionistas, para ayudarlos a descubrir y adquirir tesoros del arte para coleccionar o decorar. Aunque no estamos especializados en arte extranjero, los artistas latinoamericanos y caribeños forman parte de nuestro programa. Definitivamente, la galería es la primera puerta que se abre al artista para dar a conocer su obra e iniciar su contacto con el mercado del arte.

Opinión
Determinar el valor de una obra de arte de manera concienzuda, es un asunto apasionante y complejo, al que se le tiene que dedicar tiempo”.

Informe
El precio de una obra de arte está regido por factores implacables de oferta, demanda y corretajes de salas de subasta o intermediación de marchantes y galeristas”.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

Compartir