PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

María Brito es una de las más afamadas curadoras de arte contemporáneo y está a cargo de la XXI muestra individual del artista Enriquillo Amiama a presentarse en el Museo de Arte Moderno de Santo Domingo desde el jueves 23 de junio de 2022. De origen venezolano, María se ha convertido en asesora de arte contemporáneo, autora y curadora con sede en Nueva York. Graduada de Harvard, ha sido multipremiada por su labor curatorial. Fue seleccionada por Complex Magazine como una de las mujeres más poderosas en el mundo del arte y ARTNEWS la nombró como una de las visionarias que llega a dar forma al mundo del arte. La curadora de arte contemporáneo ha escrito para publicaciones como Huffington Post, Elle, Forbes, Artnet, Cultured Magazine, Departures y Gulf Coast Journal of Literature and Fine Arts de la Universidad de Houston, Texas, entre otras instituciones.

A muchos de nuestros lectores, les asalta la duda sobre qué es la curaduría?
La curaduría es la selección y organización de objetos y en muchos casos, de ideas. Es la formación de algo coherente que puede existir con cosas que a veces no parecen tener conexión entre sí.

¿Qué hace un curador?
Un curador es un editor que tiene la responsabilidad y la obligación de elevar la obra del artista dentro del contexto dispuesto, bien sea una casa, una galería o un museo.

¿Como curadora, qué diálogos le gusta establecer? ¿Qué le interesa visibilizar?
Depende de la exhibición. Si es un grupo de artistas diversos busco crear un hilo narrativo entre ellos que demuestren un punto temático. Si es un solo artista, la visibilidad de las obras siempre tienen que mostrar lo mejor de ese artista.

¿Cuál fue la primera exposición que curó?
He estado curando en las casas de mis clientes desde 2009. Pero a nivel público fue La “Greek Gotham” en Dio Horia en Grecia en 2016 – fue un proyecto ambicioso con 16 artistas de Nueva York, a quienes comisioné 50 piezas que tuviesen relación con la mitología griega y de cómo ésta se relaciona con nuestra ciudad en el presente.

¿Cuál es su temática favorita?
No tengo una temática preferida, porque soy muy curiosa y estoy siempre abierta a experimentar.

¿Qué es lo más gratificante de ser curadora?
Trabajar con ideas y con artistas contemporáneos es un privilegio enorme. Darle forma a momentos históricos y culturales es profundamente gratificante.

¿El curador se involucra en los procesos de creación de las obras?
A veces si y a veces no. Depende si es una exhibición comercial o si es institucional y que es lo que la exhibición debe transmitir no solo como espacio, sino como experiencia para los visitantes.

¿Qué es lo más difícil de ser curador de arte contemporáneo?
El mundo del arte contemporáneo global es enorme, crece y se multiplica todos los días. Hay demasiados artistas jóvenes y de mitad de carrera que son excelentes y la tarea de elegir se hace difícil.

¿Quién define qué es arte y qué no lo es?
Cuando hay un consenso. Por ejemplo, hoy en día esa decisión está en las manos de las galerías y los coleccionistas- los que son los “market-makers” – si una buena galería decide mostrar algo que es arriesgado o fuera de lo común, avala una idea que por lo general encuentra un mercado. Otros fenómenos como los NFTs por ejemplo, son también parte de una comunidad que incluye artistas, coleccionistas y casas de subasta.

¿Cómo ve el arte contemporáneo en el mundo? ¿Qué artistas destaca?
El arte contemporáneo es más fuerte que nunca. La lista de artistas destacados sería muy larga. Hay demasiados y son muy buenos.

¿Cuál es la diferencia entre un tutor y un curador?
Un tutor o mentor es una persona que orienta y da consejos. Un curador es un ejecutor de proyectos en forma tangible.

¿Que propone desde la curaduría para conectar el público la obra de arte?
Esto es fundamental porque el arte es infinito en el sentido de que el artista crea una obra con una intención, pero cada persona que percibe esa obra tiene una interpretación diferente. Las curadurías están dirigidas a una experiencia estética, emocional y mental. Para que el público obtenga este beneficio, las obras deben tener suficiente espacio para ser admiradas, su disposición debe ser armónica y elevada.

¿Cuál es el rol del curador en el museo frente al arte contemporáneo y las nuevas tecnologías?
Hay suficiente espacio para todos y para todo. Si un artista es dedicado a las nuevas tecnologías que se pueden explorar en el contexto de un museo, esto debe ser bienvenido.

¿Qué ha significado trabajar junto a Enriquillo Amiama para su retrospectiva en el Museo de Arte Moderno?
Trabajar con Enriquillo ha sido un gran placer y hemos finalizado la selección y disposición de obras de una manera temática y no cronológica. Edité buscando siempre lo mejor y descarté lo que no eleva a la retrospectiva a la calidad que se merece. l

Consideración
Un curador es un editor que tiene la responsabilidad y la obligación de elevar la obra del artista dentro del contexto dispuesto”.

Opinión
Trabajar con ideas y con artistas contemporáneos es un privilegio enorme. Darle forma a momentos históricos y culturales es muy gratificante”.

Posted in Entrevista Cultural
agency orquidea

Más contenido por María E. Pérez