“Los cortometrajes de reflexión te enseñan la realidad de la vida”

Ginés Jiménez es egresada de la Escuela Nacional de Arte Dramático (ENAD).

Ginés Jiménez es egresada de la Escuela Nacional de Arte Dramático (ENAD), mención Actuación, donde aprendió bastante sobre actuación. De sus años de estudios guarda “increíbles recuerdos, además de momentos en los cuales muchas veces me caí, pero me pude levantar”. De su trayectoria profesional nos cuenta su notable participación en el cine y el teatro, pues ha sido parte del elenco en diferentes obras teatrales como “Gorditas” y “Un Mundo de Colores”, y también en videos musicales como coreógrafa de algunos cortometrajes, entre otros proyectos. Jiménez, quien protagonizó la película “Sangre en la Pista” considera fundamental para ser una buena actriz la lectura, ser abierto a obtener conocimientos más profundos, amar el arte en general y “la decisión de desdoblar tu vida”.

Actriz, coreógrafa y bailarina, ¿con cuál te identificas más?
Estoy entre ser actriz y coreógrafa, me identifico mucho con las dos porque al actuar veo la vida con otras perspectivas, mientras que en la coreografía me desahogo con ella, me relajo y llevo una vida más serena.

¿Alguna influencia que te llevara hacia el mundo de las artes escénicas?
Desde muy pequeña, como desde los cinco años, siempre fui fanática de la cantante Selena Gómez por su pasión a las artes y en el transcurso de los años en la escuela me fui dando cuenta de que ésta iba a ser mi carrera.

¿Dónde realizaste tus estudios y qué recuerdos guardas de esa época?
La primaria y secundaria las realicé en el Centro Educativo Invi-Ronda. Fue un colegio donde puedo decir que descubrí quien soy ahora, mis calificaciones más altas eran en Artes y Deportes, incluso tengo certificados de reconocimiento por mi desenvolvimiento en las artes. Podría decir que de esa etapa tengo muy buenos recuerdos. Soy Egresada de la Escuela Nacional de Arte Dramático (ENAD), mención Actuación y puedo decir que de ella aprendí bastante lo que es actuar, llevo conmigo increíbles recuerdos, donde muchas veces me caí, pero me pude levantar.

¿En tu función de coreógrafa, cómo te destacas?
Ser coreógrafa se basa en crear danzas y bailes a aquellos bailarines o aprendices en esta área para dichas actividades. En este caso soy coreógrafa para eventos de lanzamiento de promociones, para fiestas de quince años y además puede darse el caso en videos musicales como sucedió con “Eplotate” de Carasaf Sánchez.

¿Cómo es que llegas al mundo del cine y el teatro?
Al mundo del teatro llegué gracias a la experiencia que tengo en la ENAD, ya que los mismos egresados crean sus proyectos y ahí nos comunicamos. Al cine entré gracias a una propuesta de un gran compañero, Enmanuel Marcano quien realizó una película de baile llamada “Sangre en la Pista” en donde fui la protagonista. La pueden encontrar en YouTube. Desde ahí me he introducido mucho en cortometrajes en Facebook con el pastor Ramón Nova.

¿De acuerdo a tu experiencia, que puede resultar más difícil, actuar en cine o en teatro?
Es más difícil actuar en teatro, ya que la preparación del actor es más compleja y más extensa. La preparación de personajes, escenografías, movimientos, desplazamientos, entre otras más es un proceso bastante largo.

¿Cuál ha sido el papel que más te ha exigido como actriz?
El papel que más me ha exigido es donde he tenido que abusar de personas mayores. Trabajé en un proyecto de cortometrajes de reflexión, donde me tocó hacer de mala y abusar de una persona mayor. Para mí fue un reto bastante grande.

¿Cuales aspectos consideras fundamental para una buena actuación?
Considero fundamental nunca dejar de formarse, estudiar actuación, hacer interpretaciones frente al espejo ayuda mucho a tener buenos gestos faciales, además tener disciplina y responsabilidad, aprender a escuchar, cuidar su imagen, hablar poco y actuar más.

¿A través de tus roles en películas has dejado algún mensaje?
Si, las actuaciones de reflexión que he realizado llevan mensajes muy profundos, hasta el punto de dar a entender que cuando actúas mal, eso volverá a tí, pero no de la misma manera.

¿Qué trabajo te ha marcado más profesional y emocionalmente?
Me han marcado los cortometrajes de reflexión. Estos son proyectos que te enseñan lo que es la realidad de la vida y como debes de enfrentarla. Me han tocado personajes que me han llegado tan fuertes, que los he sentido y me ha tocado llorar por naturaleza.

¿Qué me puedes decir sobre tu faceta como coreógrafa?
Fui coreógrafa de muchas quinceañeras cuando cursaba el bachiller, fui capitana del equipo de bastón ballet, fui coreógrafa de varios proyectos de baile y danza en mi escuela. También realicé la coreógrafía del lanzamiento de mi promoción, fui maestra de Danza y Teatro en una escuela y así fui avanzando a más proyectos y puedo decir de que este rol es muy serio. Tener la responsabilidad de cada uno de los bailarines o aprendices es un deber complejo, donde se necesita autoridad. Gracias a Dios, la experiencia que me llevo es inolvidable, conocer personas, compartir y enseñarles lo que amas y que ellos compartan esa misma emoción con uno es una experiencia maravilloso.

¿Cuál consideras que sería el mayor logro de un bailarín?
Creo que su mayor logro sería que sus coreografías queden perfectas. Se podría decir que es un defecto pero es una virtud, ya que esa perfección hace que cada movimiento lleve un mensaje ejemplar. Para un bailarín expresar lo que siente no necesita hablar, pues con su cuerpo puede expresar sus sentimientos y hasta más allá...

Opinión
Los cortometrajes de reflexión me han marcado profesional y emocionalmente, ellos te enseñan la realidad de la vida y como debes de enfrentarla”.

Gratitud
Entré al cine gracias a la propuesta de un gran compañero, Enmanuel Marcano, quien realizó la película en donde fui la protagonista”.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.