Macorís

(Décima cibaeña)
Lo apoyó la Policía
Ei Palacio y la Marina
Se econdió en una vitrina
Pa jodei noche y de día
Sin repeto ni a su tía
No hay duda, un gran terroi
En cepillito o motoi
Protegido por allá
Jefote e la Colorá
En Gualey o Borojoi.
Macorí fue un resentío
Figura de gran rencoi
En ei pueblo fue temoi
Sancionao poi trasendío
Le encantaba aimai su lio
Y así fue que se vendió
La Embajada le pagó
Y vito bueno en Palacio
Pa’ acabai cuaiquiei muchacho
Quen Abril se detacó.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.