Una familia instala una tienda de campaña en los bordes de un precipicio 

La Guardia Costera británica descubrió este sábado a una pareja que había acampado con su hijo al borde de un acantilado de más de 85 metros de altura cerca de Staithes, en el noreste de Inglaterra, informa The Independent.

El área es conocida por sufrir deslizamientos de tierra y, con su acción, la familia violó asimismo las restricciones por la pandemia de coronavirus.

"La familia estaba en una posición extremadamente peligrosa y no tenía idea del peligro en el que se encontraban", señaló Adam Turner, oficial superior de la Guardia Costera.

La Policía local fue alertada de la violación de las restricciones por el coronavirus vigentes en Reino Unido, que establecen que las pernoctaciones fuera de la residencia principal son ilegales, aunque no está claro si la familia fue multada.

Tan solo unas semanas antes, una sección de acantilado de más de 200 toneladas de peso cayó sobre una playa cercana. La Guardia Costera emitió consejos de seguridad y advirtió a la población que los acantilados pueden desplomarse "sin previo aviso" y que estar cerca de sus bordes podría resultar "fatal".

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.