El merengue pierde su “mambo”: Vinicio Franco

Compartir
Vinicio Franco murió a los 87 años en el hospital “Ramón de Lara”.

La música dominicana ha recibido otra vez un duro golpe con la muerte del veterano merenguero Vinicio Franco, quien estaba interno en el hospital Ramón de Lara, afectado por la Covid-19.

“El príncipe del merengue”, como también era conocido, empezaba a registrar una mejoría, cuando de repente sufrió complicaciones que provocaron su fallecimiento. Será enterrado hoy en el cementerio Parque del Prado.

El deceso de Franco ha conmovido a cantantes, políticos, amantes de la música e instituciones que han llenado las redes sociales con mensajes que hacen referencia, más que todo, a los grandes aportes de este ícono del canto popular, a partir de su primera grabación en 1957 con la orquesta de Antonio Morel.

“Hoy nos dejó uno de los intérpretes más grande del merengue, Vinicio Franco... otro grande que nos roba el Covid-19”, expresó Pochy Familia, líder de la Coco Band.
También, la Asociación de Cronistas de Arte (Acroarte) lamentó el fallecimiento del destacado intérprete y músico dominicano, a la edad de 87 años.

Para el senador y cantante Héctor Acosta, la partida de este extraordinario intérprete “nos deja como moraleja algo muy agridulce”. “Juventud, cuidense, respeten y sean leales a los principios que adornan el entorno de sus padres. Hoy muere Don Vinicio Franco por culpa del Covid-19, y espero que esto nos sirva de alerta para saber que en realidad estamos frente a una pandemia que no tiene piedad. Dios te guarde amigo y gran artista nuestro”, escribió “El Torito” en su cuenta oficial de Instagram.

Un cancionero inolvidable

A lo largo de su carrera de más de seis décadas, Vinicio “Mambo” Franco grabó 460 merengues, siendo el tema “Apágame la vela”, escrito por Bienvenido Brenes, uno de sus mayores éxitos. Su vasto repertorio también incluye “Oye nena”, “La chiva blanca”, “Los algodones”, “Caña brava”, “Arroyito cristalino” “Gallito pinto”, “Alevántate”, “La pela de Juana”, “Dolores”, “A lo oscuro”, “Soñar”, “El pichoncito”, “El alfiler”, “Siña Juanica”, “Mensaje”, “Dueña de mí”, “Leña”, “La yuca” y “La maricutana”, entre otros.

“Desde muy pequeño me gustaba la música. Hacía tamboras y las tocaba con palitos. Comencé a cantar formalmente en el año 1957. Con el maestro Rafael Solano y su orquesta estuve 36 años. Recuerdo que comencé mi carrera profesional porque faltó uno de los cantantes de la Súper Orquesta San José y me pidieron que lo sustituyera y les encantó. Me quedé ahí”, expresó Vinicio Franco en una “Entrevista 10 momentos” con elCaribe en el 2017.

Además, en momentos importantes de su carrera formó parte del Combo Show de Johnny Ventura y llevó su música a escenarios de Venezuela, Curazao, Colombia, Argentina y varias ciudades de Estados Unidos.

Su familia

Nació en Puerto Plata, el 14 de septiembre de 1933; hijo de un maestro constructor que deseaba que siguiera sus pasos, y aunque al principio se opuso a su vocación de cantante, después reconoció el talento y la gracia que tenía para el arte.

“Mi papá era maestro constructor y le tocó ir a realizar una obra a Puerto Plata, allá se enamoró de mi madre y nací yo. Mi papá era francés, se llamaba Normil Franco, vino aquí, le gustó y se quedó. Mi papá me llevó a San Cristóbal, allá él estaba realizando una construcción en La Toma y nos quedamos a vivir ahí un tiempo. Después, él me trajo a vivir a la capital”, narró.

Por razones que nunca le explicó su progenitor, no conoció a su madre, motivo por el cual pasó toda la vida viajando a Puerto Plata para tratar, sin éxito, de conocerla.

La falta de su madre y el inmenso amor que sentía por su padre eran dos distintivos en la vida de Vinicio Franco. “Solo pude ver una foto de mi madre en su tumba. Mi madre murió en 1976, y mira como son las cosas, mi papá también murió en ese año. Mis primos me llevaron al cementerio de la Máximo Gómez y sobre su tumba había una fotografía de ella. Cuando la vi, me quedé largo rato en silencio, mirándola fijamente. Recuerdo que en la foto ella estaba sentada en una mecedora y tenía el cabello así, como el suyo, pero más largo. Yo me quedé ahí. Mis tíos me dijeron que me iban a dar fotos, pero nunca me las dieron”, recordó Vinicio en aquella entrevista.

El cantante y compositor estuvo casado con Florencia Rosario. Procreó seis hijos: Gianna, Marcos Vinicio, Miguel Angelo, Flavia Venecia, Alexis Vinicio y Nicole.

Clásico

Uno de los temas que al público más le encantaba era “Este disco se rayó”, que Vinicio siempre hacía con un movimiento de su dedo índice.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

Compartir