Cómo evitar enfermedades por alimentos contaminados

La higiene y la correcta manipulación de los alimentos es fundamental para evitar el contagio de las Enfermedades de Transmisión por Alimentos (ETA).
Las enfermedades transmitidas por los alimentos son uno de los problemas de salud más frecuentes en la vida cotidiana de la población

Las enfermedades transmitidas por los alimentos (ETA) constituyen un importante problema de salud a nivel mundial.
Son provocadas por el consumo de agua o alimentos contaminados con microorganismos o parásitos, o bien por las sustancias tóxicas que aquellos producen.

Un punto clave para la preparación de alimentos, es la higiene. Con la manipulación higiénica de los mismos evitamos que los contaminantes lleguen a la comida y que esta luego nos enferme.

De acuerdo al director general de la Escuela Dominicana de Alimentos y Bebidas A &B Master y coordinador comercial de la Fundación Sabores Dominicanos, Juan Febles, la higiene es el centro de toda política, de todo proceso o de todo manual para manipular los alimentos.

Según Febles, si evitamos que los contaminantes, que pueden ser biológicos (bacterias, virus, parásitos); químicos, como sustancias tóxicas, y físicos como hebras de cabellos, pedazos de alambre, vidrio, lleguen a las comidas, impedimos que la gente lo consuma y pueda enfermarse.

Lo que prima es evitar que la gente se enferme a través de los alimentos y eso se logra con la manipulación higiénica de los mismos y esta debe tener una serie de pasos o medidas preventivas que son fáciles de memorizar, resaltó durante su participación en el Podcast “Recaíto” de la fundación.

“Cuando llegues a tu casa, esos alimentos los separas. Por ejemplo, pones las carnes separadas de los vegetales. No se deben mezclar los alimentos que están listos para comer como ensaladas, sándwiches, bizcochos que tengas en la nevera, con alimentos como mariscos y pescados, porque se puede presentar lo que la industria llama la contaminación cruzada que es la transferencia de agentes contaminantes de un alimento a otro”, dijo el experto.

De acuerdo a Febles, la mayoría de los alimentos que se adquieren en los supermercados, en mercados, o en las carnicerías, vienen ya con bacterias, tal vez no es por mala manipulación de los comercializadores, sino que en el ambiente hay bacterias y virus, y eso cae sobre los alimentos. “Tenemos que tener conciencia de que todo los que compramos en los comercios van a llegar contaminados a nuestras casas”, expresó.
Lamentablemente en RD muy pocas carnicerías en barrios y en sectores de clase media conservan las carnes de forma correcta, resaltó. “No se puede tener un chivo, o pollos, enganchados a temperatura ambiente, ya que las bacterias están atacandolos y multiplicándose cada veinte minutos. En esas carnes que no están sobre hielo o bajo cinco grados, que es la temperatura ideal para conservar las carnes, las bacterias se están multiplicando por dos exponencialmente”, expresó Febles.

Lo importante es el mantenimiento de la cadena de frío. Cuando está en el congelador por debajo de cero grados, las bacterias se duermen, no se multiplican, pero tampoco mueren. Pero, ¿qué pasa?, “después de que sacamos los alimentos del congelador y los ponemos a descongelar, esas bacterias empiezan a despertar y cuando llegan a una temperatura por encima de los cinco grados centígrados o por debajo de los 55 grados centígrados, entre esas dos temperaturas, se están multiplicando rápidamente, entonces, lo ideal es que cuando sacamos un alimento del congelador, en nuestras casas, hay que prepararlo rápidamente o cortarlo en piezas si no la vamos a cocinar de una vez; luego colocarlo en el refrigerador hasta que lo vayamos a cocer”, indicó Febles.

Riesgos para la salud

El riesgo en la salud está en que la cocción no sea lo suficiente para matar todas las bacterias que se desarrollaron en el proceso de compra, almacenamiento y descongelamiento del producto, señaló Febles. “La temperatura suficiente para matar la mayoría de las bacterias es por encima de 75 grados, de manera constante por lo menos 30 segundos. En República Dominicana, las principales carnes se “sobrecocinan” por encima de los 90 grados; en los guisos de pollo y res, eso garantiza que la mayor parte de las bacterias mueran con la cocción”, puntualizó.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.