PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

Desde que Anny Guzmán se dio cuenta de que su hijo Erick Cordero desapareció el 17 de agosto de 2021, sus días se han convertido en un calvario que dice está lejos de acabarse, debido al hermetismo que rodea su caso.

Anny Guzmán, también conocida como Ana Luisa, sueña todos los días con ver llegar a Erick en su yipeta blanca, como lo hacía de costumbre. “Desde su desaparición, no hay un día en que no lo piense y llore por su ausencia”, dijo con ahínco. Recuerda que el Día de las Madres y su cumpleaños él siempre estaba presente y la hacía sentir especial.

“Mi deseo más grande es que él apareciera, que estuviera con vida, que volviera a estar con nosotros. Su ausencia nos ha afectado muchísimo y no hay día que no piense en ese muchacho”, narró la madre de Erick ,quien desapareció el 17 de agosto de 2021 después de salir con rumbo desconocido de su hogar, ubicado en Buenos Aires de Herrera.

Dice que la angustia siempre la acompaña y que siempre se pregunta: ¿qué pasó con Erick? “Siempre me llegan preguntas que aún no tienen respuesta. Tengo la esperanza de encontrar a mi hijo, tengo la esperanza de que las autoridades un día me llamen y toquen a mi puerta con una respuesta; también tengo la esperanza de que mi hijo llegue y toque mi puerta y me sorprenda con un gran abrazo como siempre lo hacía”, contó Anny a elCaribe.

Según Anny, la embargan una serie de sentimientos indescriptibles, que espera un día acaben con la buena noticia de que su hijo regresará a casa. “Ahí está su habitación tal cual como la dejó esperando por su regreso”, destacó Anny.

“Cuando llegan fechas especiales, cumpleaños, Día de las Madres, en la primera persona en que pienso es en mi hijo. Sólo quien ha vivido una situación como esta sabe lo que se siente, y créeme que no es nada bien”, puntualizó.

¿Qué dice la psicología sobre el duelo de una madre con un hijo desaparecido?

“¿Qué harías si tu hijo, sobrino, hermanito, u otro niño significativo para tí fuera secuestrado frente a tus ojos y no pudieras detener al secuestrador? Lo que piensas que harías tras esta situación, podría asimilarse a la lucha a la que se enfrenta una madre como Anny, cuyo hijo ha desaparecido”, explicó la especialista Lorraine Isa.

Esta madre, que no sabe si su hijo está vivo o muerto, ¿vive un duelo?

“Sí, vive un duelo muy doloroso, lleno de angustia. Tiene que despedirse de un hijo sin saber con certeza qué ha pasado con él”, resaltó la psicóloga.

Ante la incertidumbre

La madre siempre hace lo posible por encontrarlo, como el caso antes expuesto; desde contactar a las autoridades, publicar en los medios de comunicación, redes sociales, etc, indicó Isa.

“La madre debe apoyarse en los seres queridos, lo que llamamos red de apoyo social, con quienes pueda hablar, llorar y la ayuden en el proceso de búsqueda. A partir de este momento, recomendaría trabajar el duelo acompañado de terapia psicológica, si así la madre lo desea para llevar a cabo los rituales que podrían permitirle seguir adelante, a pesar de tan dolorosa realidad”, expresó.

¿Se cierra este ciclo?

“Desafortunadamente es un ciclo que no se cierra al igual que cualquier proceso de duelo. Siempre quedará abierto”, manifestó Isa.

Lo que se puede lograr, según Isa, es mantener la paz a pesar de esta angustiante situación, incluso, aprender a vivir con esta realidad que la vida le presentó.

Erick junto a toda su familia.

Sobre el caso de Erick Cordero

En una publicación realizada en este diario por la periodista Eliana Ledesma titulada: “Una yipeta quemada, cuentas de bancos vacías y aún no se sabe de Erick” se resalta que: “Los momentos de desconsuelo, ansiedad y sospecha no cesan en la familia del joven prestamista Erick Daniel Guzmán, quien fue reportado como desaparecido el martes 17 de agosto del pasado año 2021, horas después de recibir la llamada a su celular de un “buen amigo”, cuando este se encontraba en su casa, en el sector Buenos Aires de Herrera en Santo Domingo Oeste”.

Posted in Estilo
agency orquidea

Más contenido por Jessica Bonifacio