Al descubierto

Compartir

A medio siglo de democracia, los dominicanos todavía tenemos que preguntarnos cuándo terminarán los abusos de poder en nuestro país, cuándo los investidos de autoridad harán uso legal de la misma en vez de frecuentemente excederse en sus funciones frente a quienes están en estado de dependencia o subordinación. Los cuerpos cuya tarea es hacer cumplir coactivamente las leyes no terminan de ajustarse a comportamientos coherentes con la misma legislación que están llamados a hacer cumplir sino que cometen excesos contra ciudadanos, o extorsionarles valiéndose de su autoridad. Positivamente, estas barbaridades ya no quedan ocultas, la tecnología los pone en evidencia, caso DNCD-peluquería de Villa Vásquez. Buena cosa, las omnipresentes cámaras que graban todo, incluyendo actuación de fuerzas de seguridad.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

Compartir