A pecadores y de poca fe

    La pareja presidencial, como si se hubiera puesto de acuerdo, bajó dura y curvera en diferentes escenarios contra los que se amparan en las religiones y en falsas creencias para infundir temor con la vacunación. “No hay chip, no hay imán, son vacunas como las que nos pusieron para el polio’’, exclamó ella el jueves. Y ayer tocó a él el turno al bate: “El que no se vacuna es el que está cometiendo un pecado’’, expresó al tiempo de recordar que es católico, creyente y cristiano. El que tenga ojos para ver, que vea, y oídos para oír que oiga, pero Abinader y Raquel no creen en eso del más allá. Al contrario, evidencian que están muy acá.

    Mantente informado!

    Recibe en tu correo actualizaciones diarias
    de las noticias más importantes de la actualidad.