El servidor público

    Compartir

    “El juez no debe ser timorato, debe fallar en dignidad, apegado a la Constitución, al principio de legalidad, a los valores democráticos, a los principios de integridad, apegado con firmeza a su carácter y absorto a lo malsano, pues, en ninguna norma, en ningún texto constitucional, en ningún texto legal, en ninguna jurisprudencia como fuente del derecho, como base para el juzgamiento de lo contencioso electoral o de cualquier área jurisdiccional, he leído la palabra temor”. Palabras del presidente del Tribunal Superior Electoral (TSE), Román Jáquez, un profesional joven, comprometido con su conciencia, que ha demostrado firmeza cuando han pretendido torcer el rumbo de sus actos mediante presión y terror. Es la clase de servidor que requiere la Nación.

    Mantente informado!

    Recibe en tu correo actualizaciones diarias
    de las noticias más importantes de la actualidad.

    Compartir