La agenda regional

    El presidente Luis Abinader viajó el miércoles a Panamá para reunirse con sus homólogos de esa nación y de Costa Rica, con los que conversó sobre temas de migración, valores democráticos, comercio y desarrollo económico.
    Un viaje breve de apenas horas, pero con resultados positivos, lo que se espera siempre que se trate de la coordinación multilateral para fortalecer la agenda de acuerdos comerciales y de cooperación en las relaciones bilaterales con otros países.

    Y más cuando los encuentros sean con países de nuestra propia región, por constituir el escenario ideal para la promoción de una efectiva integración de los pueblos latinoamericanos y del Caribe.

    Precisamente por ser el escenario ideal, extrañó que el presidente Abinader optara por viajar directamente a Nueva York el pasado 18 de septiembre y no hiciera como otros 17 mandatarios que también iban de camino hacia la Asamblea General de la ONU, pero que recalaron ese día en México para la VI Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC).

    La CELAC, lo mismo que Caricom y el SICA, entre otros, son excelentes mecanismos para la integración y alternativas viables y sólidas para atender los numerosos desafíos de la región.

    En ese contexto es que valoramos como provechoso el encuentro que sostuvieron nuestro presidente y sus pares de Panamá y de Costa Rica, los que suscribieron una abarcadora
    declaración.

    En ese texto abogan por la construcción de una región estable para fomentar el bienestar y la esperanza de nuestros pueblos y abordan a fondo la problemática haitiana, sobre la que concluyen que los flujos migratorios irregulares crecientes afectan a los tres países.

    La declaración culmina con un llamado de atención a Estados Unidos por ser uno de los principales destinos de esos migrantes, cuando la inseguridad en el vecino país reaviva el debate sobre la necesidad de una nueva intervención que, si sucediera, es de esperar que no repita los mismos errores de la Minustah.

    Con su presencia en Panamá el gobernante dominicano fomenta una política exterior que prioriza y promociona una efectiva integración de los pueblos latinoamericanos y del Caribe.

    Mantente informado!

    Recibe en tu correo actualizaciones diarias
    de las noticias más importantes de la actualidad.