Los abusos de un Consorcio

    Organizaciones sociales de la zona cañera de las provincias de Bahoruco e Independencia marcharon ayer desde los antiguos bateyes 6, 5 y 4 en protesta por los desalojos que realiza el Consorcio Central Azucarero que explota las tierras del antiguo ingenio Barahona.
    La protesta se origina porque los dueños del Consorcio, con el apoyo de guardianes bajo sus órdenes y militares prestados, destruyeron en semanas recientes bienes comunitarios y pequeños predios agrícolas cultivados por residentes desde los orígenes mismos de ese ingenio.

    Como el negocio del azúcar anda bien en los mercados internacionales, el Consorcio tiene necesidad de explotar más y más tierra, una voraz necesidad que no se detiene ante nada.

    Y se ha dedicado a identificar las pequeñas porciones que durante 20, 40 y hasta 50 años ocupan familias en las comunidades de Mena, El Jobo y el Aguacatico y otras en el municipio de Tamayo, y en varias comunidades bateyeras de las provincias Bahoruco e Independencia.

    No les basta con los bienes transferidos por el Consejo Estatal del Azúcar (CEA) a finales de la década del 90 y no ha medido el impacto de los desalojos contra familias humildes.

    Ahora, la gente, molesta por las acciones abusivas con el aparente aval del CEA, se moviliza para que les devuelvan los predios, para que los indemnicen, y reparen también los bienes municipales destruidos. Además, para que el gobierno del presidente Luis Abinader sepa lo que ocurre en una zona donde predomina la pobreza extrema.

    Ahora los comunitarios, que no fueron tomados en cuenta en el proceso de privatización, reclaman que el Estado revoque el arrendamiento y transfiera las tierras como empresas agrícolas a quienes allí residen.

    Es decir, la angurria del Central Azucarero ha indignado a todos, y se han unido para defender los bienes estatales que los circundan y que solo sirven para enriquecer a unos cuantos.

    Las tierras del ingenio Barahona fueron las únicas entregadas en su totalidad a una sola empresa en el proceso de privatización, sin que les fueran hechas concesiones a los vecinos. Eso fue un abuso, un crimen que debe ser reparado.

    ¿Qué ente del poder público accionará en favor de quienes sufren?

    Mantente informado!

    Recibe en tu correo actualizaciones diarias
    de las noticias más importantes de la actualidad.